El Clan Musa: el poder continúa 2018-2022
  • Democracia |
  • Alejandro Lyons
  • Cartel de la hemofilia
  • Cartel de la toga
  • Elecciones
  • Elecciones 2018
  • Erasmo Zuleta
  • John Moisés Besaile Fayad
  • Musa Besaile
  • Ñoñomanía
  • Partido de la U
  • Sara Piedrahita Lyons

21 marzo, 2018

El Clan Musa: el poder continúa 2018-2022

Por: Esteban Salazar Giraldo, Investigador de la Línea Democracia y Gobernabilidad

Musa Besaile, el segundo barón electoral de lo que se conoce en Colombia, específicamente en Córdoba, como la Ñoñomanía, logró dos congresistas en las elecciones legislativas a pesar de los escándalos que van desde su detención por hacer parte del Cartel de la Toga hasta las acusaciones por parapolítica. 

La casa política de los “Noños” se identificaba hasta hace poco como una de las protagonistas en términos del alcance de su poder en la gestión y ejecución de recursos públicos. Estaba conformada por los ex congresistas Bernardo “Ñoño” Elías, Musa Besaile Fayad; y los actuales representantes Eduardo José Tous de la Ossa y Erasmo Zuleta Bechara; todos del Partido de la U. También se destacaba al gobernador electo de Córdoba en 2016 Edwin Besaile Fayad, hermano del Senador Musa Besaile, temporalmente separado de la gobernación debido a procesos por corrupción en su contra.

Situación del Clan

El Clan de los Ñoños estaba dividido en dos grandes vertientes: la “Ñoñomanía” y el Musismo. Respecto a la Ñoñomanía, en cabeza del ex senador Bernardo “Ñoño” Elías, del partido de la U, recibió un golpe de muerte a su movimiento luego de la captura de su cacique en 2017 por el escándalo de Odebrecht. Inicialmente presupuestaron poner como su heredero al senado al cuestionado representante a la Cámara José Tous de la Ossa, quien buscaba dar el salto a la cámara nacional pero se quemó con 46.745 votos. Así mismo, la otra apuesta de Elías para prolongar su poder en cuerpo ajeno, fue su hermano Julio Elías como fórmula en Cámara de José Tous en las elecciones del 2018. Este último también se quemó con 50.364 votos. En suma, la “Ñoñomanía” pasó de un senador y un representante, a ninguno en estas elecciones.

Por su parte, el Musismo se logró mantener en el Congreso a pesar de la captura de la cabeza del movimiento, el ex senador Musa Besaile, del partido de la U, quien también fue capturado a finales del 2017 por el escándalo del Cartel de la Toga. De acuerdo con investigaciones previas de la Fundación Paz y Reconciliación-Pares, a diferencia de la “Ñoñomanía”, en la región cordobesa era reconocido con mayor fuerza el poder económico de la familia Besaile. Esto les aseguró una continuidad en el Congreso en las elecciones de 2018. Sus herederos son: en el Senado, su hermano, Jhon Moisés Besaile Fayad; y en Cámara, el heredero de su aliado Raymundo Méndez (actual representante a la Cámara), Erasmo Zuleta Bechara.

Jhon Moisés alcanzó una votación de 77.448 votos. Un poco más de la mitad de la votación de su hermano Musa en 2014: 145.402. Lo que indica la crisis que vive el Musismo en Córdoba. Raymundo Méndez, familiar de Mara Bechara (hoy investigada por desvío de recursos públicos en la Universidad del Sinú), puede darse como ganador en Cámara de Representantes con la votación de su heredero, Erasmo Zuleta, con 62.711 votos. La votación más alta en Cámara de Representantes en Córdoba. Un poco más de 12 mil votos adicionales a los que tuvo Raymundo en 2014. En general, lo anterior contrasta con las votaciones desproporcionadas de 2014 del Musismo, cuando gracias a la “mermelada” o cupos indicativos incidieron en que sus congresistas obtuvieran las votaciones más altas del país.

Así pues, el Clan de los Ñoños queda reducido a los lineamientos del Musismo con 2 congresistas (1 senador y 1 representante a la Cámara). Aunque este último, un movimiento cada vez más menguado, debido a los escándalos de corrupción que continúan saliendo a flote y que tienen al cacique Musa Besaile preso y en la cuerda floja al gobernador Edwin Besaile.

 

John Moisés Besaile Fayad (77.408 votos)

Elegido al Senado por el Partido de La U. Heredero de la estructura política de su hermano, el ex senador Musa Besaile, quien se encuentra preso por su participación en “Cartel de la Toga”. Adicionalmente, Musa cuenta con investigaciones por parapolítica y el escándalo de Odebrecht. John Besaile no es objeto de investigación judicial, pero fue mencionado en declaraciones ante la Corte Suprema por testigos en el proceso que se adelanta contra su hermano Musa por el “Cartel de la Toga”. Según declaraciones ante la Corte Suprema de Justicia, cuando Moreno le solicitó dinero a Musa Besaile para frenar su proceso por parapolítica, John acompañó a su hermano Musa a una notaría en Sahagún, Córdoba para autenticar un documento en el que mencionaban todos los detalles de la supuesta “extorsión” de la que eran víctimas. El documento fue entregado como prueba a los magistrados de la Corte Suprema.

Erasmo Zuleta Bechara (62.711 votos)

Fuente: Twitter Oficial de Erasmo Zuleta @ErasmoZB

Elegido Representante a la Cámara por el Partido de La U. Uno de los herederos políticos de Musa Besaile. Erasmo Zuleta Bechara es hijo de Mara Bechara, exrectora de la Universidad del Sinú y exconcejal de Montería, quien actualmente es procesada (junto a su hermana María Fátima) por el desfalco de recursos públicos en la Universidad del Sinú Elías Bechara Zainúm, propiedad familiar que lleva el nombre del patriarca. Las hermanas Bechara son acusadas de desviar más de 7 mil millones de pesos girados al departamento de Córdoba en el año 2013, por proyecto de Ciencia Tecnología e Innovación, durante la administración de Lyons. La ley que dio origen al asunto fue impulsada por el representante Raymundo Méndez Bechara, sobrino de las hermanas Bechara y primo de Erasmo Zuleta Bechara.

Sara Piedrahita Lyons (58.688 votos)

Reelegida en la Cámara por el partido de La U. Su padrino político Alejandro Lyons, actualmente en colaboración con la justicia de Estados Unidos y Colombia por delitos de corrupción, pertenecía al Clan de los “Ñoños”, hasta su ruptura política con los ex senadores Musa Besaile y Bernardo “Ñoño” Elías por la candidatura de su prima Sara Piedrahita. Esta última llegó en 2014 a la Cámara como fórmula del ex senador Martín Morales Diz, heredero del Clan de los Jattin e investigado por homicidio, paramilitarismo y narcotráfico. Aunque en ese momento Sara Piedrahíta se enfrentó al Clan de los “Ñoños”, fue gracias a este Clan que Lyons logró consolidar su poder político.

Aunque inició su carrera en 2014 gracias al poder político del Clan de los Ñoños junto con el apoyo indispensable del exgobernador corrupto Alejandro Lyons, conviene subrayar que fue reelegida en 2018 con una pequeña votación: 58.688. Esto, en comparación con los 105.112 votos que obtuvo en 2014 (en su momento, la congresista más votada del país a pesar de no tener ninguna trayectoria política).  

El 15 de marzo de 2018, tan sólo cuatro días después de las votaciones, la Corte Suprema de Justicia abrió una investigación contra Piedrahita por haber recibido 1100 millones de pesos para su campaña en 2014 provenientes del Cartel de la Hemofilia, durante la Gobernación de su primo Alejandro Lyons.

 

 

 


Autor

Artículo por: Esteban Salazar Giraldo @estebanalitic | Publicado: Hace 5 meses

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Esteban Salazar Giraldo @estebanalitic

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • Cll 26B # 4A -45 Edificio KLM, La Macarena. Piso 15 y 16
    Bogotá, Colombia
  • Cra 3b #8-47b
    Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: