Sandra Escobar: El que no vive para servir, no sirve para vivir
  • Desarrollo |
  • Alto Nápoles
  • Cali
  • Comedores comunitarios
  • Comuna 18
  • Construcción de paz
  • paz y empresas
  • Sandra Escobar
  • Trabajo Social

27 marzo, 2018

Sandra Escobar: El que no vive para servir, no sirve para vivir

Extracto del libro Ustedes están locas, liderazgos que construyen paz en la comuna 18 de Cali, que cuenta la historia de los comedores comunitarios y los espacios protectores para la niñez de cuatro sectores de la comuna 18 de Cali –Alto Nápoles, El Árbol, La Cruz y La Arboleda-, por medio de testimonios de lideresas que estuvieron presentes desde el momento de su creación. Las historias de vida de ellas ponen en evidencia que la intervención social de empresas y entidades públicas puede cambiar vidas y construir paz. El lanzamiento del libro se realizará el 10 de abril en Santiago de Cali.

Testimonio de Sandra Escobar, Lideresa del sector Alto Nápoles, comuna 18, Cali, Colombia

Sandra habla cómoda desde el sofá de su casa. Cuenta su historia en los comedores comunitarios y los espacios protectores con cariño, nostalgia y orgullo. A veces siente que debería volver a hacerlo, abrir otro espacio en su nuevo barrio, cuidar y alimentar a los niños que corren por las calles, pero sabe que este no es el momento. Ahora debe hacer un alto en el camino y reconsiderar algunos aspectos de su vida, compartir más con su familia y continuar estudiando para cumplir sus sueños. Quiere aprovechar la nueva oportunidad que la vida le ha dado, al volver a caminar después de un accidente grave y un pronóstico médico desalentador. A veces las situaciones difíciles se convierten en oportunidades para generar el cambio deseado. Sandra lo sabe y lo está disfrutando. 

Sector Alto Nápoles, comuna 18 de Cali, Colombia

La familia de Sandra en la sala de su casa. Ella, su hijo Mauricio y su esposo Adrián. Al Extro Izquierdo una foto de Sandra en su grado.

Sandra y Adrián sostiene una foto de la familia cuando Mauricio tenía 7 meses

Casa donde funcionó el primer comedor comunitario de Alto Nápoles, donde Sandra fue voluntaria, sobre su experiencia dice “Digamos que perdí muchas cosas con mi hijo por estar en el comedor. Yo decía que él lo tenía todo, pero se estaba perdiendo de su mamá. Yo estaba pendiente de los otros niños, de qué necesitaba la comunidad, el espacio, qué capacitaciones hacían falta y demás, mientras mi hijo se estaba criando solo… Cuidando a los otros niños y descuidando al mío…”

“A mediados del 2015 tuve un accidente allá en la casa. Caí de una altura de más o menos dos metros y eso me generó una cifosis degenerativa. Duré dos meses inválida, dos meses que tenía que depender de otra persona. Entonces eso me llevó como a replantear muchas cosas en la vida…”, dice Sandra Escobar desde la sala de su casa

Vista de Cali desde el Sector Alto Nápoles, comuna 18, Colombia

Sandra sostiene una foto de su etapa como profesora

Sandra en el estudio de su nuevo apartamento, actualmente está estudiando Trabajo Social

Fotografías por: Gabriel Rojas

 


Autor

Artículo por: Valentina Pèrez Botero @vpbotero | Publicado: Hace 4 meses

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Valentina Pèrez Botero @vpbotero

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • Cll 26B # 4A -45 Edificio KLM, La Macarena. Piso 15 y 16
    Bogotá, Colombia
  • Cra 3b #8-47b
    Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: