La disidencia no da tregua: caso Guaviare

26 junio, 2018

La disidencia no da tregua: caso Guaviare

Capítulo del informe Cómo va la paz 2018

Por: Conflicto, paz y postconflicto -Pares

En el departamento del Guaviare tienen presencia grupos armados ilegales compuestos por exmiembros de los extintos Frente 1 y 7 de las FARC. Actualmente, se estima que la disidencia en el Guaviare ha logrado agruparse, estructurarse y conectarse con otros grupos disidentes del Meta y Caquetá, permitiéndoles sumar unos 700 integrantes, quienes hacen presencia en el 80% del territorio del Guaviare.

La disidencia ha realizado actos terroristas con artefactos explosivos en los cuatro municipios del departamento, también se adjudicaron el secuestro de Herley López, funcionario de la Oficina de Naciones Unidas para la Droga y el Delito (UNODC)  el 4 de mayo del 2017 en la vereda Barranquillita, municipio de Miraflores, Guaviare. En el mes de septiembre de 2017 asesinaron al joven de 22 años Iván Torres Acosta, funcionario de la Alcaldía de Miraflores en Barranquillita y también al joven indígena proveniente de Mitú, Vaupés, William Alexander Guerrero de 26 años, asesinado en la vereda Puerto Zancudo también de Miraflores; estos jóvenes fueron acusados por la disidencia de las FARC de ser informantes del ejército.

De igual forma, este grupo ha prohibido el ingreso de Instituciones del Estado, Agencias Internacionales, ONGs, como también  la entrada de programas como el Plan de Sustitución de Cultivos Ilícitos (PNIS) en sectores del departamento como la zona del Río Guaviare de Charras hacia el sur, Barranquillita, en el municipio de Miraflores, y el Río Inírida, desde la vereda la Paz, Tomachipan hacia el sur.

Por su parte, la Fuerza Pública ha desarrollado acciones en el departamento en las que han resultado muertos algunos integrantes de la disidencia. A finales de mayo de 2017 fue dado de baja Ismael Muela de Grillo, jefe de finanzas, junto a Giovanny 56, jefe de la seguridad de Ismael. En el mes de agosto de 2017 fue neutralizado alias “Miller”, tercero al mando del frente 1. El más reciente caso contra esta disidencia fue la operación en la que neutralizaron a alias Euclides Mora en la inmediación del Río Itilla en el municipio de Calamar; Euclides Mora había desertado de las FARC junto a Gentil Duarte y ejercía presencia en el Guayabero hasta los llanos del Yarí en el Caquetá.

Aproximación a la estructura organizativa de la disidencia

Gentil Duarte: según fuentes de la Fundación Paz y Reconciliación -Pares en el territorio, la zona de influencia de este disidente es el sector conocido como El Guayabero, en San José del Guaviare; Puerto Concordia, Meta; la parte del alta del Río Itilla, en el municipio de Calamar, Guaviare, y la Zona del Yarí en el departamento del Caquetá y, por su experiencia como exmiembro del Bloque Oriental de las FARC, es considerado el comandante principal de la disidencia en esta zona del País.

Gentil Duarte, coordina acciones con el Negro Edward en la zona del Guayabero (Vereda Cachicamo, Guaviare), con el Flaco 25 en la parte alta del Corregimiento del Capricho en San José del Guaviare (veredas de Manavires, Choapal, Caño Nilo, Caño Pescado, Caño Flauta, Picalojo, la Rompida, Puerto Nuevo, la Tigra, Nueva Colombia, Caño Lajas cerca al Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación -ETCR- de las FARC antigua Zonas Veredales Transitorias de Normalización), el Yarí en el Caquetá y en Puerto Concordia Meta con Alias Orejas. Así como la coordinación con Alias Calarcá y Alias Benjamín frontera con La Macarena, Mesetas y la Uribe en el departamento del Meta. Con la presencia de Rodrigo Cadete se ha logrado la coordinación en áreas de los municipios de Puerto Rico, Puerto Lleras, Vista hermosa y Mesetas.

Iván Mordisco: es el comandante que más territorio tiene a su cargo, ocupa los municipios de Miraflores, Calamar, el Retorno y el suroriente del municipio de San José del Guaviare, donde fue visto en el mes de noviembre de 2017, según versiones de los campesinos de la vereda Arawato, ubicada en la parte baja del Río Guaviare, área estratégica que comunica con el sur del departamento del Meta, el departamento del Vichada, el departamento del Guainía y por trochas en medio de la selva desde la vereda Arawato, llegan a Caño Vina, el cual los comunica con el Rio Inírida y desde allí a Tomachipan, vereda Salto Gloria y a la Vereda la Paz, por el Río Inírida en el Retorno, Guaviare, y desde estas dos últimas veredas por corredores dentro de la selva se comunican con la Vereda la Unión o puerto Zancudo y Barranquillita en intermediaciones de los municipios de Calamar y Miraflores sobre el Rio Vaupés, en el departamento del Guaviare.

Este recorrido le permite a Iván Mordisco coordinar acciones en la vereda La Paz y Salto Gloria con alias Alex y Gavilán; con alias Jhonnier en la vereda Tomachipan; en San José del Guaviare, con alias Aldemar Congo; en el municipio de Calamar; con alias Carolina en Miraflores, Guaviare (Esta área era comandaba Euclides Mora, quien fue dado de baja por el Ejército Nacional en septiembre 2017, aún se desconoce el nombre de su reemplazo) y con Jhon 40, en la zona baja del Río Guaviare y el Río Inírida; con alias Giovanny Chuspas (Controla el Territorio de Mapiripan, Caño Jabón, sur de San Martín, sur de Puerto Gaita y en el Vichada por la margen izquierda del río Guaviare, y Julián Chollo quien controla territorio del Guainía y frontera con Venezuela. Desde esta estructura controla el negocio del narcotráfico, ejerce control del territorio y genera influencia en el campesinado y la población en general.

Jhon 40: conocido por ser el comandante del extinto frente 44 de las FARC y por sus excentricidades, controla desde el municipio de Mapiripán en el Meta, el Río Guaviare, hasta el departamento del Guainía, incluyendo el Río Inírida, hasta la frontera con Venezuela. Sus principales colaboradores son Giovanny Chuspas y Julián Chollo con quien controla el antiguo Frente Acacio Medina. La función principal de Jhon 40 es el control de la ruta del narcotráfico hacia Venezuela y Brasil y el control de la minería ilegal del oro y el coltán.

Rodrigo Cadete: fue comandante del Frente 27 de las FARC cuyo territorio eran los municipios de Puerto Rico, Vista Hermosa, Puerto Lleras y Mesetas en el departamento del Meta, desde donde ejerció poder y control en esta zona. Desertó a principios del mes de septiembre en el departamento del Caquetá y se unió a la disidencia.

Los principales colaboradores de Rodrigo Cadete serían alias Calarcá y alias Benjamín, también desertores del proceso de paz.  Según la fuerza pública, estos hombres serían responsables de varios asesinatos de civiles y de extorsiones a los pobladores. Coordinan acciones en las veredas de Mesetas, la Uribe y la Macarena y con alias el Costeño y alias el Boyaco, en el municipio de Puerto Rico, Meta. Según fuentes locales, Cadete viene coordinando acciones con Gentil Duarte y con Iván Mordisco con quienes reforzaría las disidencias en los departamentos del Guaviare, Meta, Vaupés y una franja amplia del territorio del Caquetá.


Autor

Artículo por: Línea Conflicto, paz y postconflicto @parescolombia | Publicado: Hace 3 meses

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Línea Conflicto, paz y postconflicto @parescolombia

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • Cll 26B # 4A -45 Edificio KLM, La Macarena. Piso 15 y 16
    Bogotá, Colombia
  • Cra 3b #8-47b
    Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: