¿Cómo ‘Guacho’ y ‘David’ formaron Grupos Armados Postfarc?

24 diciembre, 2018

¿Cómo ‘Guacho’ y ‘David’ formaron Grupos Armados Postfarc?

La salida de las FARC-EP de Nariño generó un vacío de poder que, desde inicios de 2017, han intentado cooptar distintos grupos armados ilegales, algunos de ellos emergentes, otros con trayectoria en el territorio y otros compuestos por personas provenientes de distintos grupos armados. En el marco de esta investigación, la Fundación Paz & Reconciliación ha denominado el fenómeno como un proceso de proliferación acelerada de Grupos Armados Ilegales.

Debido a este fenómeno, se ha presentado un aumento de 2016 a 2017 de casi cien casos de homicidio, la mayoría de estos ocurridos en zona rural, como se muestra en la gráfica de homicidios desagregados por zona. Por otra parte, aunque de 2012 a 2015 hubo una disminución constante de este fenómeno en el departamento de Nariño, y en el año 2016 se mantuvo igual al año anterior, el año 2017 lanzó alarmas de nuevo debido a que las cifras parecen regresar a los momentos más álgidos de confrontación entre grupos posdesmovilización AUC y las FARC-EP.

Durante el 2018, según datos del Observatorio del Delito de la Policía Nacional, hasta el 31 de julio se habían presentado en el departamento de Nariño 378 homicidios, 194 en zona rural y 184 en zona urbana, cifra que podría indicar que para final del año 2018 la violencia homicida se mantendrá constante con respecto del año anterior, pero, a diferencia de 2017, las zonas rurales y urbanas se encuentran inmersas en esta violencia casi que por igual.

Ahora bien, este tipo de violencia está estrechamente relacionada con la disputa entre grupos armados ilegales por hacerse al control de la cadena del narcotráfico, especialmente en el municipio de Tumaco, en donde las cifras han sido escandalosas, como se observa a continuación.

Como se observa en la gráfica, los homicidios aumentaron desde el año 2015 en el municipio. Además, uno de los fenómenos más llamativos es que, de 2012 a 2014, la violencia homicida era mucho más alta en las zonas urbanas, mientras que, a partir de 2015, esta relación se invirtió. Uno de los elementos explicativos de esta inversión podría estar asociado al aumento de cultivos ilícitos y el control de los grupos armados ilegales que operan en las zonas rurales, teniendo en cuenta la gran disputa que se ha vivido allí agudizada a finales del año 2016, año en el que las FARC-EP sale de la ecuación de la guerra.

Durante el período que comprende esta investigación, fue posible evidenciar el dinamismo y complejidad del panorama de seguridad en Nariño. El último período de 2017, al igual que en otros escenarios de postconflicto, se experimentó una proliferación de grupos armados ilegales en el territorio, con especial arraigo en el municipio de Tumaco.

Uno de los principales actores armados fue Gente de Orden, que aún tienen presencia, aunque marginal, en la cabecera municipal de Tumaco. Este grupo surgió de milicianos de las FARC-EP que no quisieron acogerse al proceso de paz debido al escepticismo frente al cumplimiento de lo pactado por parte del Estado. No obstante, para enero de 2017 enviaron una carta a la entonces alcaldesa del municipio, Emilsen Angulo, destituida de su cargo, con el propósito de ser tenidos en cuenta en el proceso pues se arrepintieron de no participar desde el principio. La situación de estos milicianos fue incierta hasta que, a finales de marzo de 2017, 117 hombres se desmovilizaron en un proceso individual que no contó con ningún tipo de garantías, esto se hizo evidente cuando los jóvenes desmovilizados regresaron a sus barrios solamente dos semanas después de haber realizado la desmovilización, por lo cual su seguridad fue amenazada.

Si bien 117 personas se desmovilizaron, las fuentes en territorio afirman que 150 hombres quedaron en “Gente de Orden”, grupo que intentaba hacerse al control del narcotráfico por el corredor del Pacífico Sur, sin embargo, muchos de estos exmilicianos pasaron al grupo armado ilegal Guerrillas Unidas del Pacífico-GUP, otro actor armado que podría denominarse Grupo Armado Postfarc-GAPF.

La historia de Guerrillas Unidas del Pacífico no ha sido del todo clara, lo cierto es que está estrechamente ligada a Gente de Orden. Al parecer el homicidio del exmiliciano Yeison Mina Segura, alias ‘Don Y’, detonó la conformación de este nuevo GAPF. Para los meses previos a la firma del Acuerdo de Paz, ‘Don Y’ estaba cometiendo crímenes atroces contra las comunidades, siendo acusado de varias masacres; debido a estas circunstancias, las comunidades de Tumaco le solicitaron a las FARC-EP intervenir y controlar a este criminal. A principios del mes de noviembre de 2016, según fuentes locales, las FARC-EP realizaron una “limpieza” interna previa a la firma, es decir, eliminaron a los criminales que no estaban alineados con su ideología política, es así como, en el marco de esta limpieza, el Frente Daniel Aldana asesina a “Don Y”.

Después de este asesinato, el hermano de ‘Don Y’, Víctor David Segura Palacios, alias ‘David’, toma el control del GAPF y, después de la desmovilización, conforma Guerrillas Unidas del Pacífico GUP, que se comienza a extender por los municipios de Francisco Pizarro, La Tola, El Charco, Magüí Payán e incluso, llega hasta los municipios del Pacífico Caucano como Guapi y López de Micay. Por su parte, aunque reducidos en número y en capacidad, Gente de Orden se mantiene en la cabecera municipal de Tumaco y se enfrenta al grupo de alias ‘David’ de manera ocasional.

Alias ‘David’ fue abatido en una operación conjunta entre Policía y Armada el 08 de septiembre de 2018 en el corregimiento de San Juan, zona rural de Tumaco, junto a su hermana, alias “Carmen”.

De manera simultánea, otros grupos comienzan a adquirir protagonismo en la región. El 5 de octubre de 2017, se presenta una masacre de ocho campesinos y muchos más resultan heridos en la vereda El Tandil, en el Consejo Comunitario de Alto Mira y Frontera, en el marco de una protesta de campesinos cocaleros por la erradicación forzada que había emprendido la Policía Antinarcóticos. A pesar de que todas las versiones señalan como victimarios a los miembros de la Policía, el Ministerio de Defensa señaló a alias ‘Guacho’ de ser el responsable de estos hechos, en ese momento, la figura de ‘Guacho’ comienza a ser visible en medios de comunicación del país y, también, los nexos entre carteles mexicanos de la droga y del pacífico con el señalamiento de un hombre que controlaba un ejército privado para protección de mexicanos, alias ‘Cachi’.

Días después de esta tragedia, un medio local logró entrevistar a los líderes de un Grupo Armado Postfarc que se autodenomina Frente Óliver Sinisterra, estructura a la cual pertenecía alias ‘Guacho’, en donde se señala que ellos no tuvieron nada que ver con la masacre y que no existían pruebas para vincularlos a este delito. A partir de allí, este GAPF ha sido protagonista a nivel nacional, especialmente por el secuestro y asesinato de dos periodistas ecuatorianos y su conductor durante el mes de abril de 2018, lo que hizo que alias ‘Guacho’, jefe del Frente Óliver Sinisterra, se convirtiera uno de los hombres más buscados del país.

El 15 de septiembre de 2018 tropas de la Armada Nacional tuvieron enfrentamientos con el Frente Óliver Sinisterra en donde resultó herido ‘Guacho’ según las versiones oficiales. Las autoridades confirmaron que Guacho había sido impactado en dos oportunidades por un francotirador de la Armada. Por otra parte, el Comando General de las Fuerzas Militares anunció que retiraría del cargo a los dos militares que filtraron información sobre el enfrentamiento. Las versiones en terreno indican que no le pasó nada. Sin embargo, el 21 de diciembre de 2018, alias ‘Guacho’ fue dado de baja en una operación combinada de Policía, Ejército y el CTI de la Fiscalía.

Guerrillas Unidas del Pacífico, Autodefensas Gaitanistas de Colombia AGC, Gente de Orden y el Frente Óliver Sinisterra, son los Grupos Armados Ilegales que mayor capacidad bélica y de control territorial tienen en el departamento actualmente. De hecho, según fuentes locales, estos grupos tendrían aproximadamente el 90% del control del cultivo de coca, la producción de pasta base y de clorhidrato de cocaína y del narcotráfico en la región. Sin embargo, como se dijo al principio de este aparte, múltiples grupos armados ilegales tienen presencia en el territorio.

Lea el informe Cómo va la Paz: la reestructuración unilateral del Acuerdo de Paz AQUÍ.


Autor

Artículo por: Línea Conflicto, paz y postconflicto @parescolombia | Publicado: Hace 6 meses

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Línea Conflicto, paz y postconflicto @parescolombia

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • Cll 26B # 4A -45 Edificio KLM, La Macarena. Piso 15 y 16
    Cll 35 # 7 - 25 Oficina 201
    Bogotá, Colombia
  • Cra 3b #8-47b
    Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: