Carro bomba en Bogotá

17 enero, 2019

Carro bomba en Bogotá

Por: Ariel Ávila, subdirector, y Naryi Vargas, investigadora nacional Línea Conflicto, Paz y Postconflicto – Pares

En los últimos 48 meses en Bogotá se han presentado 27 ataques con explosivos. En un comienzo, en 2015, se trató de ataques con artefactos de baja capacidad. Luego evolucionó y se produjeron detonaciones contra la Fuerza Pública, bancos, entidades de salud y lugares comerciales. En la lista se recuerda el atentado contra la sede del partido Opción Ciudadana en Teusaquillo, en La Macarena donde murió un miembro de Fuerza Pública, y en el centro comercial Andino donde murieron tres mujeres.

Con excepción del caso de Andino las explosiones han estado dirigidas contra instituciones del Estado que deja ver la intención política del perpetrador. En la mayoría de los casos, se concluyó que fue el ELN, en otros el MRP. Adicional a esto, 13 personas fueron capturadas siendo acusadas de ser del Frente Urbano del ELN y responsables de algunas explosiones; asimismo 10 personas fueron capturadas por conformar el MRP.  La Fiscalía manifestó que estas redes urbanas estaban desvertebradas.

El día de hoy se presentó una explosión con un carro bomba en la Escuela de Policía General Santander que dejó 10 muertos y 54 heridos, dando continuidad a la violencia en la ciudad. Esto Permite hacer tres hipótesis:

  1. Las autoridades encargadas de investigar no han logrado capturar a los responsables de la seguidilla de atentados en la ciudad, o, al menos, no los han capturado a todos.
  2. También existe la posibilidad de que las estructuras con presencia en Bogotá tienen una alta capacidad para recomponerse y las capturas han sido golpes menores.
  3. Hay nuevos actores violentos en la ciudad, que bien pueden ser el Clan del Golfo o la disidencia de las Farc pues son los únicos grupos, además del ELN, con una capacidad logística de ese nivel para cometer estas acciones. Sin embargo, es improbable que la disidencia tenga una estructura de milicianos lo suficientemente estable en la ciudad para cometer este tipo de actos, y el Clan del Golfo no tiene intención de llamar la atención del Fuerza Pública pues su intencionalidad es la captación de rentas y no la lucha contra el Estado.

Desde el 2010 no se presentaba en la ciudad una explosión con un artefacto de tal capacidad. En la época de Pablo Escobar ese tipo de hechos fueron recurrentes; posteriormente con el Bloque Capital de las AUC se percibió el riesgo de que esto iba a volver a ocurrir y para evitarlo el alcalde de esa época, Lucho Garzón, ideó el Plan Candado que consistía en un sistema de seguridad en las fronteras de la ciudad para blindarlas de la entrada de armas y explosivos. Al activarse el actual Plan Seguridad de Vigilancia por Cuadrantes, las fronteras de la ciudad fueron descuidadas, lo que facilita este tipo de ataques.

Es importante tener en cuenta que 2019 resulta un año crucial para la política colombiana. El cambio de Gobierno y las elecciones locales son factores decisivos en la dinámica de violencia en el país; muestra de ello es el asesinato de líderes sociales. A esto se suma  la  trasformación de los grupos armados en todo el territorio nacional que resulta un reto en materia de seguridad para la institucionalidad pública.


Autor

Artículo por: Línea Conflicto, paz y postconflicto @parescolombia | Publicado: Hace 6 meses

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Línea Conflicto, paz y postconflicto @parescolombia

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • Cll 26B # 4A -45 Edificio KLM, La Macarena. Piso 15 y 16
    Cll 35 # 7 - 25 Oficina 201
    Bogotá, Colombia
  • Cra 3b #8-47b
    Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: