‘Échele cabeza’ y hablemos de frente sobre las drogas

16 marzo, 2019

‘Échele cabeza’ y hablemos de frente sobre las drogas

Por: Sergio Saavedra. Redacción Pares

Para esta historia me quise remitir a los versos de Nicanor Parra, poeta chileno, que en su poema ‘Manifiesto’ señala “Nosotros conversamos en el lenguaje de todos los días, no creemos en signos cabalísticos/ (…) Nosotros repudiamos La poesía de gafas obscuras, La poesía de capa y espada, La poesía de sombrero alón./ Propiciamos en cambio,/ La poesía a ojo desnudo, La poesía a pecho descubierto,/ La poesía a cabeza desnuda (…) —Cabeza fría, corazón caliente, Somos tierrafirmistas decididos”

Un proyecto que habla sin tapujos sobre las drogas

Acción de Técnica Social – ATS, es una entidad sin ánimo de lucro que trabaja incansablemente para diseñar e implementar políticas públicas, estrategias y programas que permitan la transformación de la forma en que se aborda el consumo de sustancias psicoactivas.  En ese trasegar se ha articulado con gobiernos, organizaciones locales, nacionales e internacionales.

Julián Quintero, sociólogo y director de la Corporación Acción Técnica Social, ha trabajado hace 20 años los temas de jóvenes, movilización social y medios de comunicación y empezó a trabajar hace 15 años el tema de drogas directamente. Manifiesta que “el trabajo le ha permitido aprender en la búsqueda de alternativas para abordar el tema “presentar otros argumentos, otras señales, otras vías”.

Aunque dice que el camino trae mucho desgaste político, humano y técnico, reconoce que la clave está en repensar constantemente la estrategia.  Recuerda una conversación que tuvo con el exministro Alejandro Gaviria que enmarca la labor “es una guerra larga y no hay que guardar el escudo, hay que tener la lanza lista —va a ser de largo aliento— vamos a seguir en la lucha, diversificando el portafolio… pero siempre en pie de lucha”.

La importancia de hablar sin pelos en la lengua

Quintero reconoce que el secreto de ATS es que, de una manera muy pragmática, ha respondido a las necesidades y la demanda de las personas. Esto, recalca Quintero, es con un trabajo “basado en la evidencia, con la participación de los consumidores y haciendo propuestas muy contextualizadas; hemos podido —no solamente crear proyectos que respondan a las necesidades de la gente— sino traer a Colombia las experiencias de otras partes del mundo”.

Sobre el discurso que maneja la iniciativa, Quintero cuenta que se debe a un discurso fresco, encarnado por jóvenes; un discurso comprometido. “Lamentablemente el gobierno nacional y el local ha podido dar el paso de manera decidida para reformar las políticas de drogas. Se intentó hacer en años anteriores, pero lastimosamente estas son políticas que están muy orientadas por los gobiernos y están a merced de intereses”, señala.

Nosotros llegamos en un momento donde los consumidores y el país necesitaba una respuesta diferente a la fracasada guerra contra las drogas y a partir de la salud pública, la reducción de riesgo y daño de la participación de los consumidores, la comunicación y la regulación de mercado; le estamos dando otras respuestas a la ciudad, al país y a los políticos.

Una iniciativa de compartir saberes

“Hemos podido sacar de los laboratorios lo que llamamos la “deslocalización del aparato científico” para ponerlo al servicio de la gente, que logramos con evidencias y pruebas científicas en campo. A su vez, hablar de manera directa sobre las sustancias porque conectamos con confianza con los jóvenes consumidores y ellos confían en nosotros”, dice Quintero.

 Además, para el director esto ha permitido articular a quienes, históricamente, han sido discriminados y señalados por consumidores. De esta forma fue como el ATS trabaja por la desestigmatización, “los consumidores son ciudadanos funcionales, completamente integrados a la ciudad a la sociedad que simplemente querían información y se las dimos”.

Muestra de ello, resalta Quintero, es que el 85% de los jóvenes siguen las recomendaciones que hace el ATS, el 90% comparte la información con sus amigos. “Hemos reducido las tasas de intoxicación y de muertes en Bogotá y en el país en los últimos cinco años”, sentencia.  

Se trabaja con hechos

Sobre el papel del Estado, Quintero reflexiona “El Estado debería ser más pilo y darse cuenta que ha fracasado para avanzar más hacia propuestas cada vez más novedosas, yo creo que durante muchos años les hemos demostrado que vamos por la salud pública”.

 El director cuenta que al principio los estigmatizaban la iniciativa diciendo que promovían el consumo y que, incluso, trabajaban con los narcos. Sin embargo, “con el tiempo se dieron cuenta que eso era mentira, nuestros opositores cuentan con escasos argumentos para decir que lo que nosotros hacemos no es conveniente, cuando lo que no es conveniente es seguir sosteniendo un modelo que fracasó”.

Un reto contra el prohibicionismo

Uno de los hechos más reveladores para el director del ATS es que, según el Servicio de Análisis de Sustancias o el conocido testeo; “hay más de 5600 muestras analizadas en seis años, más de 4000 personas atendidas, aproximadamente 18 mil personas atendidas directamente, los impactados superan los 400 mil”.

De esta forma es que, para Quintero, el ATS se ha convertido como referente obligado en el tema de las drogas de síntesis en el país, en la reducción del riesgo y daño. El director cuenta que el ATS se ha convertido referente “hasta los medios de comunicación, hasta los más conservadores reconocen las labores que hacemos. Esta es una medida muy pragmática frente al fracaso evidente del prohibicionismo”

Proyecto integral y en reinvención

EL ATS es una acción integral que trabaja directamente con la gente, incidiendo en la política pública, en las leyes, las normas, actuando y llevando la evidencia a los medios de comunicación, al Congreso de la República, entre otras instancias.

Un ejemplo de la reinvención constante, es el Festival de Cortos Psicoactivos; en el que invitan a los nuevos realizadores audiovisuales para que resignifiquen y reinterpreten el diálogo con sobre el tema de drogas.

Este año va por su quinta versión y va con toda, dice Quintero, “nos hemos ganado apoyos en el ministerio de cultura, con la Secretaria de Cultura de Bogotá ya reconocen el trabajo”.

El director del ATS cuenta que en este momento hay más de 300 videos colgados en la red, de los cuales cerca del 40 % son utilizados de manera constante, como herramientas pedagógicas y metodológicas para abrir los debates en espacios académicos y escolares. Es decir, “a partir de lo audiovisual hay que reinterpretarse y hay que reorganizarse. Este año la convocatoria sale en marzo y el festival va a ser en agosto”.

Más Información

Los proyectos del ATS son ´Échele Cabeza Cuando se de en la Cabeza’, Servicio de Análisis de Sustancias, ‘Cambie’, ‘Coca Regulada, Paz Garantizada’, Festival de Cortos Psicoactivos, Semana Psicoactiva’, Zonas de Ruma Segura’ y ‘Basuco: Observatorio de Cocaínas Fumables’


Autor

Artículo por: Sergio Saavedra @_SergioSaavedra | Publicado: Hace 1 mes

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Sergio Saavedra @_SergioSaavedra

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • Cll 26B # 4A -45 Edificio KLM, La Macarena. Piso 15 y 16
    Bogotá, Colombia
  • Cra 3b #8-47b
    Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: