¿Podrán ‘vivir’ los Char sin Vargas Lleras?

10 abril, 2019

¿Podrán ‘vivir’ los Char sin Vargas Lleras?

Por: Esteban Salazar Giraldo.  Investigador Nacional PARES

En una columna de opinión publicada en el diario El Tiempo el pasado 31 de marzo, llamada Juego Limpio, el excandidato presidencial Germán Vargas Lleras se despachó en contra del Gobierno nacional y del congresista Luis Díaz Granados, de su propio partido.

La disputa, que levantó callo en la opinión pública, se dio por el improvisado y polémico trámite legislativo del Plan Nacional de Desarrollo. De acuerdo con Vargas, “como el Gobierno no contaba con las mayorías necesarias para la aprobación del proyecto, decidió transgredir la propia regla que se había fijado y buscarlas a como diera lugar”

El congresista mencionado por Vargas Lleras, Díaz Granados, es miembro del denominado ‘Clan Char’, un grupo político que ha sido de las huestes vargaslleristas desde hace más de una década, razón por la cual los medios empezaron a replicar la noticia como una rencilla del exvicepresidente contra estos. Una especie de llamado al orden.

Paralelo a esto, otros medios levantaron todo tipo de especulaciones. Algunos, se atrevieron a postular a Alejandro Char a la Presidencia en 2022; otros, han planteado una posible ruptura de congresistas del Caribe con sus propios partidos para formar un bloque denominado “Caribe Independiente”, en el que habría congresistas de Cambio Radical, partido de la U y partido Liberal.

Lo cierto es que el pulso al interior de Cambio Radical entre Vargas Lleras y el Clan Char ha levantado una polémica sobre la “mermelada” del Gobierno nacional, las alianzas que se están haciendo alrededor de la poca gobernabilidad del presidente Duque y pone a prueba el teflón para las elecciones locales.

A continuación, Pares le explica cuál es el Clan que está poniendo a prueba el poder de Vargas Lleras.

Almacenes, cadenas radiales y hasta equipo de fútbol tiene el Clan Char. Ellos son los principales accionistas del Junior de Barranquilla, los supermercados Olímpica y de varias empresas de construcción y vivienda. El Clan está controlado por el empresario y fundador del partido Cambio Radical, Fuad Char, quien junto a sus hijos Alejandro y Arturo han consolidado su poder a punta de maquinaria política y económica. Se trata de la dinastía con el mayor poder económico y político en el departamento de Atlántico.

Alianzas y escándalos

Sus aliados históricos han sido Germán Vargas Lleras y la exalcaldesa de Barranquilla, Elsa Noguera –ver enlace-.

También han tenido alianzas estrechas en el Atlántico con los hermanos Roberto y Julio Gerlein mediante apoyos políticos y económicos. Aunado a ello, cabe recordar que en el pasado el Clan Char estuvo en el ojo del huracán por dos hechos importantes:

  1. Debido a los negocios que compartieron con los hermanos Miguel y Manuel Nule, quienes terminaron salpicados en los escándalos de corrupción para la contratación de obras de infraestructura vial en Bogotá y con quienes fueron socios en el contrato de la vía Bogotá-Girardot. De hecho, Katia Nule, hermana de  Guido Nule (condenado a casi 2 décadas de prisión por peculado por apropiación agravado) está casada con el actual alcalde de Barranquilla, Alejandro Char.
  2. Por el escándalo que rodea a David Char, sobrino del cacique Fuad Char, quien ejerció como congresista hasta el 2008 debido que tuvo que renunciar por las investigaciones que hay en su contra por sus presuntos vínculos con grupos paramilitares en Atlántico. Actualmente, David está pidiendo pista en la JEP.  

Adicionalmente, este Clan ha tenido vasos comunicantes e influencia en otros departamentos mediante alianzas con otros clanes cuestionados como los Cotes, en Magdalena; los García Romero, en Sucre; el Clan Pestana, en Córdoba y Deluque, en La Guajira –ver enlace -.

Esto les ha servido para acumular un gran poder. Tres de las gobernaciones de la Región Caribe en las que ganó el partido Cambio Radical en 2015, son las zonas de mayor influencia del Clan Char: La Guajira, Magdalena y Sucre; y dos de las capitales departamentales también: Barranquilla y Riohacha.

Solo en Atlántico ganaron 10 de las 23 alcaldías, casualmente todas las del área metropolitana: Galapa, Puerto Colombia, Malambo y Soledad; junto con las de Polonuevo, Ponedera, Luruaco, Repelón y Sabanagrande.

Gracias a esto, en 2018 la casa charista le apostó a convertirse en la más poderosa del Congreso, buscando pasar de un senador (Arturo Char) y un representante a la Cámara, a sacar 10 senadores y cinco representantes.

En efecto, de los siete candidatos que apoyaba directamente la casa Char, todos quedaron electos, excepto Carlos David Gómez Espitia, de Córdoba. De otro lado, respecto a los candidatos que iban en coalición con el Clan Char, se quemaron los cuestionados Juliana Escalante, Carlos Espinosa Martínez y Gina Gnecco –ver enlace

A continuación, el perfil de los 7 senadores* y 2 representantes* del Clan[1]

Senadores

Ana María Castañeda: Senadora por el partido Cambio Radical, aliada del Clan Char. Su esposo, Mario Fernández, es acusado de tener estrecha amistad con Carlos Mario García Ávila, alias Gonzalo (socio de Édgar Ignacio Fierro, alias Don Antonio); no obstante, la Fiscalía archivó una investigación por no contar con suficientes pruebas entre el ex senador Fernández y grupos paramilitares.

Antonio Zabaraín: senador por el partido Cambio Radical gracias a la injerencia del patriarca político Fuad Char. Viene de recibir el apoyo político del partido Conservador cuando obtuvo en 2014 el aval para su esposa, Inés López Flórez, para llegar a la Cámara de Representantes con 63 mil votos.

Arturo Char: reelegido senador por el partido Cambio Radical con 126 mil votos. Hijo del cacique Fuad Char y hermano del actual alcalde de Barranquilla Alejandro Char.

Fabián Gerardo Castillo: senador de la República por el Partido Cambio Radical, es ficha de los Cotes de Magdalena, otro Clan político dentro de Cambio Radical, pero cuenta con el apoyo de los Char. Aunado a ello, el 11 de marzo de 2018 se capturó a Sergio Lora Ávila con siete millones de pesos en efectivo y propaganda del senador Castillo.

Al ser capturado, el alcalde de Ciénaga fue a la Dirección de Policía de Magdalena para interceder por él, razón por la cual se le imputó el delito de tráfico de influencias. Un hecho que llamó la atención en su momento es que el mismo Castillo visitó al detenido el día de su captura. Todo lo anterior motivó compulsa de copias ante la Corte Suprema de Justicia con el senador electo.

Luis Eduardo Díaz-Granados: en 2018 dio el salto de Cámara al Senado como una apuesta del Clan Char y Cambio Radical para aumentar su presencia en la cámara alta del Congreso. Díaz-Granados lleva ya dos periodos en la Cámara de Representantes y en 2014 fue fórmula del senador Arturo Char en 2014. Su casa política tiene presencia en Atlántico y Magdalena.

Díaz-Granados Torres estuvo vinculado en una investigación de la Fiscalía por mantener cuotas políticas en el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) departamental a principios de 2016, cuando fue capturada la ex directora regional, Yolanda Ruiz, por irregularidades en la alimentación escolar. La mayoría de funcionarios del ICBF en el Atlántico fueron puestos bajo la directriz del partido Cambio Radical.

Miguel Amín Escaf: senador del partido de la U, aliado y apoyado por el Clan Char.

Aída Merlano*: solo horas después de que más de 73 mil votos le aseguraran una curul en el senado por el Partido Conservador, la policía encontró en la casa de campaña de Aída Merlano Rebolledo más de 260 millones de pesos en efectivo, material electoral y cuatro armas de fuego que le habrían ayudado a la congresista a comprar su paso de la Cámara del Atlántico, al Senado de la República. En las elecciones estuvo acompañada por el partido conservador y fue apoyada por el Clan Char –ver enlace-. Debido a los escándalos, perdió su curul en el Congreso.

Representantes a la Cámara del Clan Char

Cesar Lorduy Maldonado: elegido representante a la Cámara por Atlántico. Llegó como fórmula del senador Arturo Char. La mayor parte de su vida estuvo involucrado en el sector privado. A pesar de ser su primera aspiración a cargo público, obtuvo 77.467 votos con el apoyo directo del Clan Char.

Hernando Padauí*: aunque fue elegido representante a la Cámara por Bolívar con el apoyo del partido Cambio Radical y del Clan Char, solamente duró 3 meses en la curul debido a que renunció para aspirar como candidato a la gobernación de Bolívar en 2019.

Con todo y lo anterior, el Clan Char cuenta con una gran desventaja. Germán Vargas Lleras hace parte de una dinastía y un Clan nacional de carácter histórico. Su poder no se concentra en un solo territorio y aunque la costa atlántica y el Clan son un aliado importante, él tiene control sobre territorios como Santander, Casanare, Boyacá, entre otros.

En suma, Vargas Lleras podría vivir sin los Char, la pregunta es ¿Podrían vivir los Char sin Vargas Lleras?



[1] Aunque resultaron elegidos en 2018 7 senadores y 2 representantes del Clan o apoyado por este, para el caso de Aída Merlano, perdió su curul debido a investigaciones en su contra por compra de votos. Y, para el caso de Hernando Padauí, renunció tres meses después de haber ocupado su curul para aspirar a la Gobernación de Bolívar.


Autor

Artículo por: Esteban Salazar Giraldo @estebanalitic | Publicado: Hace 1 año

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Esteban Salazar Giraldo @estebanalitic

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • La Macarena, Bogotá DC, Colombia
  • Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
  • Para mayor información contactar a [email protected]
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: