Alerta por desplazamiento  de comunidades en Chocó

30 abril, 2019

Alerta por desplazamiento de comunidades en Chocó

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares

El desplazamiento de más de 1.500 indígenas del municipio de Juradó en el departamento de Chocó, llevó a que la Organización Nacional Indígena de Colombia -ONIC, alertara al gobierno y a la comunidad internacional sobre la situación crítica de la zona debido a los enfrentamientos entre grupos armados.

La ONIC informó que desde el pasado martes las comunidades Emberá y Wounaan, ubicadas en el pacífico colombiano, han quedado en medio de la confrontación entre la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional -ELN, y el grupo neoparamilitar de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia -AGC, que se disputan el control y ruta del tráfico de droga.

Tres días después, las comunidades indígenas de Bongo, Pichindé, Eyasake, Cedral, Victoria y Punto Caimito de Juradó sufrieron un nuevo hostigamiento por parte de las AGC y el ELN, que provocó el desplazamiento masivo hacia la zona Dos Bocas.

“Ante enfrentamientos de actores armados en sus territorios cientos de indígenas Emberá de los resguardos de Juradó y Nussi Purru se ven obligados a desplazarse de sus comunidades hasta la comunidad indígena de Dos Bocas, como punto de refugio interno, a donde han llegado ya, más de 1.500 indígenas tratando de salvaguardar sus vidas por el conflicto armado”, resaltó el comunicado.

Ellos han estado en la sede principal del colegio “Agroambiental Armando Achito Lubiasa”. Mientras tanto, otra parte de la población en zonas más lejanas como Buena Vista, Santa Teresita y Jumara Karrá están aún confinadas, según han señalado las autoridades locales, sin poder tener la posibilidad de salir a salvaguardar sus vidas.

“Todas las comunidades están padeciendo crisis alimentaria, con ello riesgo a la salud e integridad física en general”, señaló la organización.

Las comunidades sufren saqueos

La ONIC también aseguró que tan pronto las AGC se instalaron en una de las comunidades utilizaron “de escudo humano a la población”. Asimismo, saquearon la comunidad por medio del robo de animales domésticos, así como también el de alimentos. Lo cual significó el desabastecimiento completo.

Ya en la noche del miércoles hubo enfrentamientos con el ELN, causando pánico y temor entre las 86 familias que conforman dicha comunidad, que por fortuna resultaron ilesas.

Las comunidades Indígenas han alertado a las autoridades sobre amenazas a líderes indígenas que se encuentran en la zona y afirman que si estos grupos armados ilegales no se van del territorio y no respetan la vida de las comunidades, la próxima acción será un inminente desplazamiento masivo.

Según ellos, esto implicaría la salida del territorio de más de dos mil personas, incluso exponiendo sus vidas al máximo ante la amenaza que no les permitirán la salida de sus territorios.

Urgente llamado al gobierno

Ante la situación, la ONIC solicitó al gobierno una Misión Humanitaria a Juradó para suministrar, alimentos, realizar una brigada de salud y facilitar los materiales para la instalación de casetas, ya que por el número de habitantes no hay donde albergar todas las personas.

También solicitaron acceso al agua potable y a tanques para el almacenamiento de agua; así como la adecuación provisional de aulas de clase para la atención de la población estudiantil víctima de desplazamiento forzado.

“Urge necesidad del Comité Territorial y Nacional de Justicia Transicional (CTJT) con el propósito de buscar los mecanismos necesarios para mitigar urgentemente está vulneración de Derechos Constitucionales Fundamentales”, expresaron.

Por su parte, la fuerza naval del pacífico informó que en cumplimiento del Plan de Operaciones “Almirante Padilla”, mantiene en forma sostenida las operaciones ofensivas en el municipio de Juradó – Chocó, para cerrar las rutas del narcotráfico, disputadas por ELN y el “Clan del Golfo” o AG.

Esta situación “ha generado en los últimos días, enfrentamientos armados entre estos dos grupos al margen de la ley, que buscan generar nuevos espacios para sus corredores de financiación ilícita, producto del narcotráfico”, indicó el texto.

Desde agosto del 2018 la Defensoría del Pueblo emitió la alerta temprana 069 para el municipio de Juradó, por lo tanto, la armada aseguró estar brindando seguridad a las comunidades y reforzando el pie de fuerza en el sector El Cedral en este municipio, tras las denuncias de comunidades indígenas.


Autor

Artículo por: Daniela Quintero Guevara @ | Publicado: Hace 3 meses

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Daniela Quintero Guevara @

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • Cll 26B # 4A -45 Edificio KLM, La Macarena. Piso 15 y 16
    Cll 35 # 7 - 25 Oficina 201
    Bogotá, Colombia
  • Cra 3b #8-47b
    Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: