Jóvenes comprometidos por el Caquetá

24 mayo, 2019

Jóvenes comprometidos por el Caquetá

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares

Bañado entre ríos y rodeado de bosques, con 16 municipios en su mayoría rurales, el departamento del Caquetá le apuesta al fortalecimiento del capital juvenil. Los jóvenes de la Fundación Red Caquetá Paz han empezado a trabajar en proyectos que generen la creación de oportunidades en el territorio de unos 88.965 Km2.

Dicha Fundación se creó en 2011 con un enfoque de trabajo fuerte con el tema de jóvenes. Sin embargo, también hay otros ejes estratégicos como niñez, gobernabilidad, inclusión social, ambiental y gestión del conocimiento con procesos integradores desde la misma sociedad civil.

Los componentes mencionados, están orientados en la recuperación de la política como mecanismo idóneo para enfrentar y transformar los conflictos sociales, económicos y políticos.

La Fundación Paz y Reconciliación-Pares habló con Jully Tatiana Coronado, coordinadora de la línea de gobernabilidad quien expresó que uno de los objetivos de la Fundación es la generación de oportunidades, de estilos de vida, de cambio de referentes para los jóvenes de manera que Caquetá, como su territorio, se convierta en un departamento muy atractivo para los jóvenes.

“Hemos encontrado que finalmente sus aspiraciones son salir de aquí, dado que, el territorio no les ofrece las oportunidades para realizar sus proyectos de vida”, aseguró Coronado.

Ahora bien, para el desarrollo de las actividades en dichas líneas, la organización tiene cuatro redes de jóvenes promotores de derechos humanos (cada una de 15 personas); y tres colectivos de comunicación y medio ambiente (cada uno de 6 personas), estos últimos tienen un componente cultural fuerte, en los cuales desarrollan murales y trabajos artísticos.

Procesos sociales

Dentro de la ruta estratégica se realiza la identificación de prácticas, procesos, organizaciones juveniles en el departamento, lo cual ha permitido el avance en otros territorios.

“El objetivo con el proceso es que ellos se interesen mucho por la participación e incidencia política entonces en cuatro municipios hemos avanzado harto en la ruta y vamos en la incorporación de los jóvenes en las plataformas juveniles”, explicó.

En San Vicente del Caguán, Cartagena del Chairá, la Montañita y Valparaíso se están realizando fuertemente las intervenciones para brindar herramientas a los pobladores sobre el tema de los derechos humanos.

Los jóvenes promotores son formados en derechos humanos. Entonces se forman en derechos, historia y a la vez, programan acciones que ellos mismos realizan para promover la cultura del respeto a los derechos humanos.

Pares habló con Carlos Manuel Santamaría, de 17 años, oriundo de Cartagena del Chairá y miembro desde hace dos años y medio de una de las redes de derechos humanos, quien contó cómo ha sido su proceso en la organización.

“El departamento tiene una necesidad. Para nadie es un secreto que Caquetá ha tenido buenos estudiantes, muy buenos bachilleres, y se van a estudiar y nunca vuelven a la tierra. Este es uno de los puntos por el que yo sigo en la red”, señaló Santamaría.

Desde que ingresó a la Fundación ha estado involucrado en todo lo relacionado con derechos y política. El año pasado se graduó de bachillerato y actualmente está en proceso de admisión a una universidad para estudiar derecho o administración pública.

Actualmente a construido semilleros junto con sus compañeros y compañeras para replicarlos en todos los territorios del Caquetá, compartiendo esta información de cómo exigir el cumplimiento de los derechos.

Problemáticas encontradas

La Fundación además de realizar una labor pedagógica en los municipios, también permite espacios de diálogo para reunir todo tipo de iniciativas juveniles en el departamento.

En ese sentido, la Fundación también pretende robarle jóvenes al conflicto armado, robarle jóvenes a prácticas ilegales como el consumo de drogas, robarle espacio a que los jóvenes participen en actividades delincuenciales que es una oportunidad que ellos ven ante la ausencia de las oportunidades legales.

“Lo que se busca también es mostrarles a los jóvenes un escenario diferente y que sí se puede vivir en el territorio con buenas oportunidades”, agregó Coronado.

Además de los contextos de conflicto, existe una precariedad en temas de educación y mucho más la rural en términos de acceso, de infraestructura y de calidad. Según Coronado, “es demasiado deficiente y por tanto no ofrece las condiciones reales para una educación pertinente y que llame la atención de los jóvenes”.

Según expresó, los jóvenes rurales entonces no tienen otra opción que emplearse en la finca de sus papás, dedicarse a las prácticas de ganadería o de las que están ahí, por lo tanto, hay mucho deseo de aquellos jóvenes de salir del campo.

Para los jóvenes el campo no está siendo muy atractivo, dado que no ven mucha prosperidad en su familia entonces prefieren salir del campo, y también de Caquetá.

Por eso, con los jóvenes se busca la construcción de propuestas juveniles de manera que se logre una verdadera incidencia en la región tanto cultural como política.

Por lo tanto, están trabajando a través de unos foros o diálogos políticos para presentarle unas propuestas a los candidatos de cara a las elecciones de octubre y que puedan ser incluidos en los programas de gobierno.


Autor

Artículo por: Daniela Quintero Guevara @ | Publicado: Hace 1 mes

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Daniela Quintero Guevara @

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • Cll 26B # 4A -45 Edificio KLM, La Macarena. Piso 15 y 16
    Cll 35 # 7 - 25 Oficina 201
    Bogotá, Colombia
  • Cra 3b #8-47b
    Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: