«Uribe debe entender que no está por encima de la ley»

6 julio, 2019

«Uribe debe entender que no está por encima de la ley»

Por: Carlos Castelblanco Pinedo – Redacción Pares

«Históricamente ha habido testimonios y situaciones que comprometen a Álvaro Uribe Vélez en violaciones de derechos humanos. Cuando fue presidente, su política de seguridad democrática provocó que se acrecentaran las ejecuciones extrajudiciales. Durante su gobierno la persecución que produjo el DAS fue por órdenes que salieron del Palacio de Nariño, eso está probado y así lo hice saber ante la Comisión de Acusaciones en mi declaración que duró casi dos horas. Además, es la primera vez en la historia que un alto tribunal de justicia llama a indagatoria a un expresidente a responder por hechos concretos que le están siendo endilgados.»

Pares habló con Reynaldo Villalba Vargas, abogado defensor de Derechos Humanos por más de 25 años y miembro del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo.

Actualmente ejerce en representación del senador Iván Cepeda Castro en el caso de los dos procesos que se adelantan contra el senador Uribe Vélez y que se originan en la compulsa de copias que ordenó la Corte Suprema de Justicia en 2018 por manipulación de testigos contra el senador Iván Cepeda Castro, quien había sido previamente acusado de los mismos cargos por Uribe.

Pares: ¿En qué estado están los procesos judiciales contra el expresidente Álvaro Uribe que están siendo investigados en la Corte Suprema de Justicia?

Reynaldo Villalba Vargas: En lo que tiene que ver con los procesos en los que yo soy el apoderado del senador Iván Cepeda Castro, hay en este momento dos casos importantes. Uno es el que se produjo el 16 de febrero de 2018 con la decisión de la Corte Suprema de Justicia que ordenó la compulsa de copias para que fuera investigado el expresidente Uribe por su presunta responsabilidad penal en la manipulación de testigos.

Esta compulsa vino del mismo proceso en el que Álvaro Uribe Vélez denunció al senador Iván Cepeda Castro. Sin embargo, la Corte encontró que no había ningún mérito para iniciar investigación formal contra el senador Cepeda después de varios años de investigación intensa. Y en cambio, sí encontró méritos para la compulsa que acabo de mencionar.

Este es un proceso que hasta la fecha está relativamente quieto y sin mayor avance. El segundo proceso nace después del 16 de febrero de 2018 y concretamente nace a partir de nuevo de las manipulaciones que se dan contra el principal testigo. Entonces la Corte resuelve abrir un nuevo radicado; en ese radicado la Corte Suprema de Justicia ordenó la apertura formal de la investigación y ordenó las indagatorias a los congresistas Álvaro Prada y Álvaro Uribe.

Pares: Hay cierta ansiedad sobre el tema de los tiempos procesales en este caso, que por supuesto despierta gran interés nacional, y que al parecer, se han demorado ¿Qué es lo que está ocurriendo con los tiempos y fechas en este proceso?

R.V.V: Como se conoce públicamente, estas indagatorias fueron programadas para la primera semana de septiembre del año pasado y no se produjeron por diversas razones. La primera es porque la defensa del senador Uribe elevó solicitud de recusación contra la sala penal, recusación que se resolvió desfavorablemente a las pretensiones de la defensa. Esto impidió que se realizara la diligencia de indagatoria en las fechas programadas.

Después vino la conformación de las salas especiales de la Corte Suprema de Justicia en acatamiento de la reforma constitucional de enero de 2018, que permite y garantiza la doble instancia para las personas aforadas, es decir, para las personas que son investigadas por la Corte Suprema de Justicia como en el caso de los congresistas. En ese nombramiento de las salas y luego en el traslado de los expedientes de las salas que tenían las investigaciones a estas nuevas salas de instrucción que se crearon, también demoró bastante.

Luego, cuando las salas iniciaron su labor, que prácticamente fue a finales del año pasado y principios de este, también hubo otras actuaciones. Por ejemplo nosotros solicitamos la recusación de la magistrada Lombana por considerar que no tenía que estar al frente de estas dos investigaciones. Efectivamente ella fue separada de esas investigaciones.

En este momento estamos a la espera es de que la sala de instrucción resuelva nueva fecha y hora para las indagatorias de los congresistas Álvaro Hernán Prada y Álvaro Uribe Vélez. 

Pares: Precisamente, en estos días ha habido un fuerte requerimiento por parte de la ciudadanía, a través de las redes sociales, para que la Corte Suprema defina la fecha de la indagatoria en este proceso contra el expresidente Uribe ¿Cómo analiza este hecho?

R.V.V: Efectivamente he constatado que en redes sociales hay un llamado a que la Corte Suprema de Justicia decida pronto la fecha y hora para las indagatorias. Yo creo que la sociedad está urgida de justicia y que esta opere efectivamente. Se sabe que muchas veces opera la prescripción de presuntos conductas punibles o de conductas punibles, y donde se tiene que establecer la responsabilidad de los personajes que estén involucrados en ellas o presuntamente involucrados en ellas.

Me parece que las redes sociales son un espacio que tiene la gente de expresar sus inquietudes, yo lo veo de esa manera. Es una forma por medio de la cual las personas están diciendo: bueno, aquí hay una investigación y es hora de avanzar. Obviamente yo considero que efectivamente es el momento para que la Corte Suprema ese llamado, y que resuelva en derecho, respetando el debido proceso como lo ha hecho hasta ahora.

En mi concepto la Corte Suprema de Justicia ha llevado este proceso en estricto apego a la Constitución y a la ley, y esperamos que lo continúe haciendo así, aunque también es importante que tome decisiones que produzcan avances procesales.

Pares: ¿Cuáles son los acontecimientos que desembocaron en esta situación judicial del expresidente Uribe Vélez con la Corte Suprema de Justicia?

R.V.V: En 2011, cuando Iván Cepeda era Representante a la Cámara recibió el encargo, como integrante de la Comisión de Derechos Humanos del mismo organismo colegiado, de verificar la situación de la población carcelaria en el país. Cepeda, junto con otros parlamentarios, visitaron diversas cárceles y tomaron declaraciones de los presos sobre su situación carcelaria, como lo demuestran los numerosos comunicados y quejas que el propio congresista envió a las diferentes autoridades: Fiscalía, Procuraduría, INPEC y Defensoría del Pueblo.

Dentro de ese trabajo, dos paramilitares que pidieron hablar con él y me estoy refiriendo en primer lugar Pablo Hernán Sierra conocido como ‘Alberto Guerrero’ o ‘Cacique Pipintá’ declaró sobre la responsabilidad presunta de Álvaro Uribe Vélez. El testigo dice que Álvaro Uribe Vélez y su hermano Santiago, así como miembros de las familias Gallón y Villegas conformaron un grupo paramilitar en Antioquia.

Después, y en ese mismo sentido, está la declaración de Juan Guillermo Monsalve, que es hijo del administrador de la finca Guacharacas de propiedad de la familia Uribe en ese momento. Con esas dos declaraciones Iván Cepeda hizo lo que había hecho con todas las demás quejas que había recibido de otros presos, y para el caso se las entregó a la Fiscal General de aquel entonces, Vivian Morales.

A partir de ese momento, Cepeda fue denunciado por e Álvaro Uribe por extralimitación de funciones y otros delitos. En septiembre de 2014 se hizo un debate por parte de Iván Cepeda sobre paramilitarismo en Antioquia para la época en que fue gobernador Álvaro Uribe Vélez. Apenas iniciada esa audiencia el expresidente se levantó y anunció que iba a llevar unas declaraciones a la Corte Suprema de Justicia; esas declaraciones corresponde a los paramilitares que estarían diciendo que Iván Cepeda les estaba ofreciendo prebendas para declarar contra él.

En efecto, esas denuncias se sumaron a la denuncia de calumnia, injuria y fraude procesal sobre estos hechos que acabo de narrar. La Corte Suprema, el 16 de febrero de 2018, dice que no hubo ningún delito por parte de Iván Cepeda y que no hay mérito para abrir una investigación sobre él; en cambio sí encontró méritos suficientes para compulsar copias para que se investiga la posible responsabilidad de Álvaro Uribe Vélez en la manipulación de testigos.

Pares: ¿Qué dificultades se enfrentan en un proceso judicial contra un expresidente?

R.V.V: Son diversas dificultades. Uribe vélez es una persona que tiene mucho poder y que realiza campañas de desprestigio contra los funcionarios judiciales que intentan investigar hechos en los que él estaría presuntamente involucrado.

Normalmente se muestra como un perseguido político en lugar de asumir estos procesos de una manera clara, sin acudir al desprestigio de magistrados como lo ha hecho, e incluso de persecución contra magistrados como ha ocurrido en el pasado en el tema del extinto DAS.

Digamos que ha habido un comportamiento histórico del senador Uribe de perseguir a las cortes y eso no es nuevo ya que por lo que ocurrió con el DAS quedó absolutamente claro. Las denuncias y persecuciones que se hacen contra los magistrados que toman de decisiones que no le gustan.

El expresidente Uribe debe entender que la ley es para todos y que nadie está por fuera, ni por encima de la ley, por poderoso que sea y que si hay inocencia, que sean los estrados judiciales los que lo definan, y si en los estrados judiciales encuentran que hay responsabilidad, que se defina allí.


Autor

Artículo por: Carlos Castelblanco Pinedo @ | Publicado: Hace 3 meses

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Carlos Castelblanco Pinedo @

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • La Macarena, Bogotá DC, Colombia
  • Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
  • Para mayor información contactar a [email protected]
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: