Sigue la muerte desbocada en el Norte del Cauca

2 septiembre, 2019

Sigue la muerte desbocada en el Norte del Cauca

Por: Daniela Quintero. Redacción Pares

En la subregión del Norte del Cauca nadie se salva de la violencia. La Defensoría del Pueblo corroboró este lunes la masacre perpetrada en contra de la candidata a la Alcaldía de Suárez, Karina García, por el Partido Liberal, quien se desplazaba junto con otras cinco (5) personas en el corregimiento de la Betulia.

Tras la confirmación de la entidad, el liberalismo exigió al gobierno de Iván Duque garantías de seguridad, puesto que, han sido varios casos en lo corrido del año en los cuales la vida de los candidatos de varios partidos en el norte del Cauca se ha visto amenazada ad-portas de las elecciones regionales

La situación en dicha zona es tan grave para la seguridad de los candidatos, de la comunidad y de los líderes y lideresas sociales por la presencia de las disidencias de las FARC, el ELN y los “Pelusos”, que el 15 de agosto la Defensoría emitió una alerta temprana del municipio de Suárez, Cauca.

“La población es de 17.047 habitantes, de los cuales 5.278 personas ubicadas en zona urbana y 11.769 habitan en la zona rural. Del total de la población se encuentran en situación de riesgo aproximadamente 11.229 habitantes, es decir el 65.9% de la población total”, expresó la entidad.

Disputa electoral ensombrecida

Karina García recibió el aval del Partido Liberal el pasado 27 de julio y era la única candidata mujer para la Alcaldía de Suárez. Una semana atrás de este fatal episodio que le quitó la vida, García publicó un video en Facebook en el cual denunció la amenaza por parte de grupos armados desconocidos en contra de su campaña.

“Esta semana el miércoles 21 de agosto, mientras un grupo de mi candidatura se dirigía al corregimiento de Betulia a poner la publicidad, cuatro sujetos armados manifestaron ser de un grupo al margen de la ley y que tenían la orden directa de no permitir que mi publicidad fuera puesta y que además debía ser retirada la que ya hubiera sido instalada”, expresó la entonces candidata.

Según narró García, del grupo de campaña le preguntaron a uno de los hombres si esta medida era contra todo los candidatos del sector, a lo cual, le respondieron que esto era solamente con la publicidad de Karina.

“Surgen varias dudas, una de ellas es ¿qué tanto les preocupa a los candidatos que estemos hablando y pensemos dar un cambio real y segundo para el señor alcalde municipal como principal autoridad de este municipio, si fuera otro candidato al que le estuviera pasando esto, o fuera el candidato de la administración estarían actuando con la misma omisión que hoy lo hacen?”, agregó en la red social.

Asimismo, pidió garantías para todos los candidatos, y seguido a esta solicitud también exigió a sus contrincantes dejar de suministrar información falsa públicamente. Expresó que “no continúen haciendo frente a estos grupos armados comentarios irresponsables acerca de mi candidatura, comentarios que son falsos como que yo voy a traer a los paramilitares, como que voy a traer a las multinacionales, que le voy a quitar las tierras a la gente”, apuntó.

Y es que de acuerdo con información que pudo recopilar la Fundación Paz y Reconciliación -Pares, con enlaces en el territorio, el padre de García es socio de una compañía minera, y en consecuencia se crearon varios rumores en el marco de su campaña sobre sus alianzas y futuras políticas de gobierno. “No sean irresponsables esto puede traer para mí consecuencias incluso fatales”, auguró ocho días antes de ser asesinada.

Este lunes infortunadamente las autoridades hallaron una camioneta incinerada en La Betúlia, e inicialmente se informó a la prensa sobre un posible secuestro. Sin embargo, con el paso de las horas se corroboró que García, en compañía de su madre, escoltas y un candidato al Consejo, fueron acribillados y posteriormente calcinados al interior del vehículo.

Sin embargo, esta no es la primera vez en el Norte del Cauca que se presentan este tipo de amenazas. El pasado 16 de mayo, César Lizardo Cerón, también candidato para la Alcaldía de Suárez, fue interceptado por dos sujetos que lo hicieron bajar de la motocicleta por el corregimiento de La Toma, lo golpearon, y luego la incineraron, pero por fortuna salió ileso.

La Fundación Pares ha registrado desde enero siete (7) hechos victimizantes asociados a violencia electoral en el departamento del Cauca, y en la mayoría de los casos no se ha podido determinar la autoría del perpetrador.Cabe recordar que, en el 2015 el dirigente social y exalcalde Benicio Flor fue asesinado en Suárez, quince (15) días antes de las elecciones de ese año.

¿Qué grupos operan en esa zona?

En el último informe de Pares, Más Sombras que Luces, fueron presentados tres (3) factores que actualmente influyen en la situación de seguridad que actualmente se vive en el norte del Cauca tras la firma del Acuerdo de Paz con la exguerrilla de las Farc.

El primero corresponde a las nuevas estructuras que llegaron a disputar el control territorial como el Ejército de Liberación Nacional (ELN) con el Frente José María Becerra; y el Ejército Popular de Liberación (EPL) o “Pelusos”, proveniente del Catatumbo, con el Frente Suroccidental Andrey Peñaranda Ramírez.

Según la investigación, ambas estructuras armadas han querido demostrar su capacidad bélica a través de hostigamientos, pero también dirigidos hacia las comunidades que se resisten al control social y territorial.

El segundo, hace referencia al rápido surgimiento de grupos postfarc que con el tiempo se han agrupado en lo que hoy se autodenomina “Nuevo” Sexto” o “Frente Sexto” y “Frente 30 y las columnas móviles Miller Perdomo y Jacobo Arenas, conformados por miembros de la zona y que entraron en confrontación tanto con el ELN como con el EPL.

Y por último la confrontación de estos tres grupos contra la Fuerza Pública, tal como lo ha denunciado la Defensoría en las alertas tempranas. Según la entidad, la población civil ha quedado en medio del fuego cruzado.

“Una de las características de la violencia en toda esa subregión es la que pretende debilitar el tejido social propio de las comunidades afro e indígenas. Esto se ha expresado a través de amenazas y asesinatos selectivos de líderes que se oponen y resisten a la entrada y consolidación de las Estructuras Armadas Ilegales (EAI)”, reza el informe.

En ese sentido, todo indica que hay una presencia fuerte de las disidencias de las Farc, sobre todo en los municipios de Suárez y Buenos Aires, reagrupadas en la autodenominada “Columna Móvil Jaime Martínez”, tal como lo contó a la Fundación Pares, Rossi Muñoz, defensor regional del Cauca.

“La situación es bien compleja. Nosotros habíamos advertido en un Consejo de Seguridad electoral sobre las amenazas en contra de esta candidata y ocho días después se materializan los hechos”, apuntó.

García fue personera de Suárez, Cauca, tenía un hijo, y ahora las autoridades están en la tarea de establecer quién fue el responsable. Según Rossi, la Defensoría había evidenciado y pedido a las autoridades la protección de la candidata. Sin embargo, no se tiene conocimiento si su esquema de seguridad era suficiente por las constantes amenazas.


Autor

Artículo por: Daniela Quintero Guevara @ | Publicado: Hace 2 años

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Daniela Quintero Guevara @

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • La Macarena, Bogotá DC, Colombia
  • Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
  • Para mayor información contactar a [email protected]
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: