El Estado debe honrar su palabra con exguerrilleros

9 septiembre, 2019

El Estado debe honrar su palabra con exguerrilleros

Por: Sergio Saavedra. Redacción Pares

La violencia contra los exguerrilleros no cesa. Este fin de semana una ola de terror cobró la vida de cuatro (4) integrantes de FARC que le estaban apostando a la reincorporación. Uno de los sucesos tuvo lugar en la ciudad de Cúcuta, cuando hombres armados irrumpieron en el Hotel Diamante y abrieron fuego contra José Peña y Milton Urrutia Mora, el pasado 6 de septiembre. Como resultado del ataque, Arsenio Maldonado también falleció. A su vez, ese mismo día fue asesinado Jackson Mena, en el barrio Las Margaritas de la ciudad de Quibdó.

Estos asesinatos configuran un nuevo hecho victimizante contra la paz, pues los exguerrilleros que le están apostando a la implementación del Acuerdo no encuentran garantías de protección por parte del Gobierno Nacional. Según datos de la Fundación Paz y Reconciliación -Pares, desde el 24 de noviembre de 2016 —día de la firma del Acuerdo de Paz en el Teatro Colón— a la fecha, se registra el asesinato de 110 exguerrilleros y 26 de sus familiares.

Según el registro de Sipares, las zonas del país con mayor índice de victimización son los departamentos del Cauca, Nariño y Antioquia. Asimismo, los municipios más violentos para las personas en proceso de reincorporación son Ituango, El Charco y Tumaco.

Vista previa de imagen

Abrazar a los ETCR

Una gran preocupación generan los hechos victimizantes que afectan a los exguerrilleros que están trabajando de frente en el proceso de reincorporación, aún más cuando hace unas semanas se conociera el video en el que alias ‘Iván Márquez’, alias el ‘el Paisa’, alias ‘Romaña’ y alias ‘Jesús Santrich’ —en compañía de cuatro (4) mandos más— anunciaran rearme de una facción de la disidencia política de la otrora guerrilla de las FARC.

Frente a esta situación, la Fundación Paz y Reconciliación— Pares, ha alertado para que el Gobierno Nacional proteja los 24 Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR). Ya que —a pesar de que la presencia actual de las disidencias en Colombia a nivel municipal llega a 85, frente a los cerca de 300 municipios en donde hacían presencia en el momento de la firma del Acuerdo de Paz y que en la actualidad las disidencias son cerca de 1.800 exguerrilleros y antes de la desmovilización eran alrededor de 13.000—; estos nuevos sucesos sumados a las dinámicas de violencia podrían desembocar en una desbandada de exguerrilleros de los ETCR.

Sin decreto presidencial

A pesar de que el Gobierno Nacional anunció que ampliaría por un año más los 24 (ETCR), lo cierto es que aún no hay ningún decreto firmado por el presidente de la República, Iván Duque. Esta información la confirmó Pares, luego de comunicarse con el Consejo Nacional de Reincorporación (CNR), instancia creada por el Acuerdo de Paz y que se encarga, entre otras cosas, de hacerle seguimiento al proceso de reincorporación a la vida civil de los miembros de las Farc-Ep.

De hecho, José Emilio Archila Peñalosa, uno de los miembros del gobierno nacional del CNR y quien es el Ato Consejero para la Estabilización, aseguró en los últimos días que “mantenemos el apoyo a los excombatientes que están firmes en sus compromisos de verdad, justicia, reparación y no repetición. Alrededor de 10.500 siguen su proceso de reincorporación con la Agencia para la Reincorporación y la Normalización”.

Los ETCR se mantienen

Asimismo, Archila Peñalosa aseguró que, aunque habían señalado que 11 ETCR debían trasladarse, después de hablar con los 24 alcaldes los Espacios Territoriales se mantendrán. Sin embargo, para disipar las incertidumbres, se necesita el decreto que mantenga figura jurídica de los ETRC, que expiró el pasado 15 de agosto de 2019.

Cabe recordar que, había incertidumbre por el posible traslado los siguientes ETCR:

Yarí (La Macarena, Meta); Caracolí (Carmen del Darién, Chocó); Charras (San José del Guaviare, Guaviare); La Variante (Tumaco, Nariño); Carrizal (Remedios, Antioquia); Santa Lucía (Ituango, Antioquia); Filipinas (Arauquita, Arauca); Caño El Indio (Tibú, Norte de Santander); El Ceral-La Elvira (Buenos Aires, Cauca); San Antonio (Caldono, Cauca) y La Pradera (Puerto Asís, Putumayo).

A su vez, en horas de la mañana de este lunes 9 de septiembre el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común denunció que Edwin Jaison Murillo Pachón (Alirio Arango) fue capturado ilegalmente. Tal como lo advirtió FARC, el firmante de paz, exprisionero político y miembro de la UTL del Representante a la Cámara Carlos Carreño continúa retenido.

Vista previa de imagen

Están asesinando a los que están firmes con la paz

Frente al asesinato de exguerrilleros, resulta necesario traer a colación las tres hipótesis que explican Diego Alejandro Restrepo —Coordinador de la Línea de Investigación en Conflicto, Paz y Postconflicto— y Alejandro Jiménez —Investigador de la misma línea—. Ellos advierten sobre las posibles razones que están detrás de las agresiones contra integrantes de FARC:

1. Saboteadores de la paz o “spoilers”: agentes legales e ilegales que se oponen al proyecto político abanderado por el partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común-FARC y también a la implementación del Acuerdo Final de Paz.

2. Ajuste de cuentas: esta hipótesis se divide en dos tipos de escenarios. El primero es que al momento del repliegue de las Farc hacia las zonas veredales, muchas tensiones quedaron sin resolver con otras estructuras armadas ilegales, este es el caso del Clan del Golfo en Bajo Atrato y del ELN en Arauca y Nariño. El segundo se debería a “vendettas” en el nivel territorial, las cuales se originaron tras los abusos y agresiones contra la población cometidas en su momento por miembros de la extinta guerrilla de las Farc-ep.

3. Reconfiguración territorial: debido a la trayectoria y conocimiento de las estrategias de guerra, del territorio y de negocios ilícitos, múltiples estructuras armadas han querido vincular a exguerrilleros de las Farc-ep para fortalecer sus actividades criminales. Sin embargo, ante la negativa de exguerrilleros se han tomado retaliaciones que han terminado con sus vidas y hasta con la de sus familiares.


Autor

Artículo por: Sergio Saavedra @_SergioSaavedra | Publicado: Hace 2 meses

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Sergio Saavedra @_SergioSaavedra

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • La Macarena, Bogotá DC, Colombia
  • Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
  • Para mayor información contactar a [email protected]
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: