Atentados y denuncias internas, los líos de la UNP

24 septiembre, 2019

Atentados y denuncias internas, los líos de la UNP

Por: Sergio Saavedra. Redacción Pares

Crece la polémica tras las versiones que arrojó el Ejército de Colombia acerca del suceso, en el que estuvieron implicados uniformados en el departamento de Norte de Santander, y que cobró la vida de Ezequiel Méndez Rivero, escolta de la Unidad Nacional de Protección (UNP) y dejó herida a la líder política Yolanda González García, del partido ASI. Además, con la llegada de un audio que contradice la versión oficial, un rifirrafe interno entre el sindicato de la UNP y la directiva y, una presunta fuga y robo de información de base de datos que llevó a la inspección por parte de la Fiscalía General de la Nación, enlodan el panorama y mantienen en la incertidumbre la protección en las regiones del país pues, paralelamente, la violencia no cesa.

Muchas dudas por la versión entregada

En su momento, el Ejército señaló que las características de la camioneta en la que se transportaba González García correspondían a las “las mismas características reportadas en un caso de posible secuestro” y que —a la altura del sector conocido como el Alto de la Virgen donde estaba dispuesto un puesto de control—; el vehículo en el que se transportaba González García habría ignorado la señal de alto y, supuestamente, habría disparado en contra de los miembros del ejército. Sin embargo, un audio da cuenta que en el puesto de control no pasaron más de 10 segundos entre la orden de los militares y el inicio de los disparos.

Sin embargo, de acuerdo con el audio entregado y publicado por Noticias Uno, la antesala a los disparos se desarrolló de la siguiente manera:

– Militar: “¡Bájense del vehículo!”

– Militar: “¿No están escuchando?”

– Escolta: “¡No estamos armados!”

-Militar: “Bájese del vehículo… ¡proceda!”

-Militar: “¡Manos arriba!”

– Los militares abren fuego.

De esta forma, la “sucesión de disparos” como la catalogó el Ejército, puesta a la luz de este audio, no obedece a la versión entregada por la unidad que presenció lo sucedido en la vía que conduce de Cúcuta a Saravena. Hasta el momento la opinión pública está a la espera de nuevas versiones oficiales que permitan definir responsabilidades por la muerte de Méndez Rivero.

Tal como lo expresó en medios de comunicación González García sobre la versión del Ejército, “es mentira porque él nunca sacó el arma, él lo que hizo fue mostrar el carné, identificarse y lo que hicieron fue matarlo”.

Allanamiento a las instalaciones de la UNP

Estos nuevos hallazgos no terminan por configurar la fase investigativa que está adelantando la Fiscalía General de la Nación, debido a que en horas de la madrugada de este 23 de septiembre agentes de la Fiscalía arribaron hasta la sede de la UNP para extraer información que se encuentra en discos duros y computadores. Esta acción se desarrolló después de que se conociera una denuncia hecha por la misma UNP, en voz del director Pablo Emilio González, en la que se señalaba un riesgo por una presunta filtración de información.

En este sentido, los investigadores del CTI buscan compilar todo el material probatorio que los conduzcan a la denuncia hecha por la UNP. Asimismo, los equipos extraídos fueron llevados al búnker de la Fiscalía en donde esperan determinar pistas que conduzcan con los responsables que amenazan con la información. Incertidumbre ha generado la alerta sobre la presunta manipulación de terceros a la información que pondría en riesgo las cerca de 8.500 personas que están bajo la protección de la UNP, cifra entregada por el mismo González.

La inconformidad del sindicato

Ante este procedimiento judicial adelantado por la Fiscalía, el sindicato de la UNP manifestó su inconformidad por la forma en que actuaron en horas de la madrugada los agentes del CTI en las instalaciones de la UNP. El sindicato hizo hincapié en que “Genera preocupación que exfuncionario de la Fiscalía como es el Dr. Pablo Elías autorice a la Fiscalía a entrar a la UNP para que se lleven memorias y computadores y citen al personal a estas horas de la noche”, señaló el sindicato en sus redes sociales”.

Ahora bien, según como lo dio a conocer EL Tiempo, las autoridades, por ejemplo, detectaron que la información de una protegida estaba en manos de personas con presunto nexo con un grupo criminal (no determinado).

Dentro de la información, estaría el tipo de esquema de seguridad que tendía la protegida, el lugar de residencia y demás información personal. Frente a esta situación la UNP optó por cambiar su esquema y se tomaron otras acciones que contribuyeran a su seguridad.

Una presunta persecución al interior de la UNP

Como si fuera poco, la situación de la UNP sigue siendo polémica debido a que, entre otras cosas, el sindicato de la entidad, en cabeza de Yesid Barragán, manifestó que al interior de la UNP se estaría llevando una persecución orquestada por el director de la UNP, Emilio González. Es decir, Barragán insistió en unas consideraciones sobre presuntas irregularidades que se estarían presentando al interior y que estarían alimentando algunas denuncias que están evaluando hacer como sindicato.

Barragán además resaltó su preocupación por las presuntas irregularidades a la hora de desarrollan algunos procedimientos que no corresponderían a los protocolos establecidos en la UNP.

Frente a estas acciones adelantadas contra el sindicato, Barragán alertó que González estaría ‘desprestigiando al sindicato’, como el caso de posibles aperturas a procesos judiciales en contra de los sindicados. Barragán se refirió a la preocupación correspondiente a las acciones oportunas que pudo tomar la UNP para evitar el asesinato de Karina García. Frente a este caso señaló que hay posibilidad de que la UNP hubiese tenido una actitud negligente con respecto a las alertas señaladas por García.

Además, se refirió a unas declaraciones en las que Pablo Emilio González se habría referido al sindicato como “congraciados con los grupos delincuenciales o con los grupos de las disidencias de la Farc», situación que los expone de manera grave. Estamos preocupados.”

“Quiero dejar algo claro, y es que quiero que la opinión pública conozca que el sindicato en este momento se siente perseguido y hostigado por el Director de la UNP”.


Autor

Artículo por: Sergio Saavedra @_SergioSaavedra | Publicado: Hace 3 semanas

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Sergio Saavedra @_SergioSaavedra

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • La Macarena, Bogotá DC, Colombia
  • Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
  • Para mayor información contactar a [email protected]
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: