El compromiso es seguir adelante, hacia la paz anhelada

16 octubre, 2019

El compromiso es seguir adelante, hacia la paz anhelada

Por: Redacción Pares

En un conversatorio en el ETCR de Tierra Grata, Cesar, víctimas de la violencia y dirigentes de Farc coincidieron en que el camino es luchar por la convivencia pacífica y trabajar por fortalecer el proceso de paz, a pesar de los problemas que afronta. Representantes de las víctimas y exintegrantes de las Farc dijeron que no hay otro camino que el de la reconciliación y el sostenimiento de “la tranquilidad que hemos ganado en muchos de nuestros territorios tras la firma del Acuerdo de Paz”. El encuentro fue convocado por la Comisión de la Verdad, Naciones Unidas, la Conferencia Episcopal y la Procuraduría General.

Según información difundida por la Comisión de la Verdad, Juan Manuel Hernández, víctima de la violencia del conflicto armado, dijo que muchos de ellos están comprometidos con la causa de la paz” y pidió que “el gobierno no nos abandone, que sigan aportando a este proceso, que sigamos adelante por lograr la paz anhelada”. Jairo Barreto, víctima de la masacre de Chengue, en los Montes de María, sostuvo que el camino de la paz no es fácil, “toca sortear lo que se presenta para avanzar lo más que se pueda, vamos a avanzar, tenemos que trabajar, el Estado y nosotros tenemos la responsabilidad de avanzar”.

Por su parte, el presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco De Roux, manifestó que el abandono de los jefes guerrilleros Jesús Santrich, Iván Márquez y El Paisa, entre otros, fue un duro golpe para el proceso de consolidación de los Acuerdos de Paz. También hizo referencia a las intenciones de acabar con la Justicia Especial para la Paz (JEP) y las reformas que se pretenden desde el partido de Gobierno al Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición.

También indicó que el propósito de las víctimas que llegaron a la vereda de Tierra Grata, donde hay más de 160 exintegrantes de las Farc y sus familias, es decirles a los exintegrantes de la desaparecida organización subversiva que se reincorpora a la vida civil, que sigan adelante con sus proyectos de convivencia pacífica, que ellos son una esperanza para este país y que no se amilanen.

Los dirigentes de las Farc en Tierra Grata, Carolina Vargas, Yarledis Yajure y Abelardo Caicedo aseguraron que esta zona del Cesar es “cuna de la paz”, que fue el sitio donde dejaron sus armas y que están comprometidos con el proceso. Asimismo, reiteraron que no volverán a las armas y que les han incumplido en muchos aspectos, pero no volverán a la guerra, sino que lucharán por conseguir la paz definitiva en el país.

El Estado debe honrar su palabra

Una gran preocupación generan los hechos victimizantes que afectan a los exguerrilleros que están trabajando de frente en el proceso de reincorporación. Los hechos victimizantes y asesinatos configuran un desafío para consolidar la paz, pues los exguerrilleros que le están apostando a la implementación del Acuerdo no encuentran garantías de protección por parte del Gobierno Nacional.

Según datos de la Fundación Paz y Reconciliación -Pares, desde el 24 de noviembre de 2016 —día de la firma del Acuerdo de Paz en el Teatro Colón— a septiembre de este año, se registra el asesinato de 110 exguerrilleros y 26 de sus familiares. Según el registro de SIPARES, las zonas del país con mayor índice de victimización son los departamentos del Cauca, Nariño y Antioquia. Asimismo, los municipios más violentos para las personas en proceso de reincorporación son Ituango, El Charco y Tumaco.

Frente a esta situación, la Fundación Paz y Reconciliación— Pares, ha alertado para que el Gobierno Nacional proteja los 24 Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR). Ya que —a pesar de que la presencia actual de las disidencias en Colombia a nivel municipal llega a 85, frente a los cerca de 300 municipios en donde hacían presencia en el momento de la firma del Acuerdo de Paz y que en la actualidad las disidencias son cerca de 1.800 exguerrilleros y antes de la desmovilización eran alrededor de 13.000—; estos nuevos sucesos sumados a las dinámicas de violencia podrían desembocar en una desbandada de exguerrilleros de los ETCR.


Autor

Artículo por: Redacción Pares @ | Publicado: Hace 1 año

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Redacción Pares @

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • La Macarena, Bogotá DC, Colombia
  • Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
  • Para mayor información contactar a [email protected]
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: