Los candidatos cuestionados ganaron en el Norte del Valle

1 noviembre, 2019

Los candidatos cuestionados ganaron en el Norte del Valle

Por: Pares Pacífico

Contrario a lo que sucedió en municipios del sur del Valle como Jamundí y Palmira, donde las maquinarias electorales, clanes políticos y candidatos cuestionados por el informe de Pares fueron derrotados por candidatos jóvenes apoyados por Catalina Ortíz la Actual Representante del Valle del Cauca a la Cámara por el Partido Verde, en el Norte del Valle las mafias políticas cuestionadas en los informes presentados por Pares se mantuvieron o llegaron al poder.

Por ejemplo, Nydia Lucero Ospina López, suegra del temido ‘Capitán Mira’ o ‘Gafas’, acaba de ser elegida alcaldesa en el municipio de Obando. Por otro lado, en Cartago ganó Víctor Alfonso Álvarez apoyado por el clan de los Londoño-Zabala, siendo la continuidad de la actual administración y bajo el nefasto mando de Jesusita Zabala. Está también el caso del municipio de La Unión, donde hay una disputa voto a voto en el escrutinio, pero que por ahora tiene como triunfador a William Palomino quien representa la continuidad del actual alcalde y se dice que es un candidato que está bajo el mando de la exalcaldesa, y hoy detenida, Diana Fabiola.

Así que la renovación política no llegó al Norte del Valle y por el contrario se perpetúan las mafias electorales y clanes políticos en una zona que fue catalogada entre las de mayor violencia política por los informes de la Fundación Paz & Reconciliación presentados según resultados del monitoreo en el año electoral.

El clan Londoño Zabala se perpetúa en Cartago

El pasado domingo 27 de octubre, Víctor Alfonso Álvarez, candidato del Partido ASI y el bendecido del Clan Londoño Zabala fue elegido alcalde de Cartago para el periodo 2020 – 2023 con 17.623 votos. Sus principales contrincantes fueron el ingeniero civil Gabriel Benjamín Agrado del Partido MAIS que quedó en segundo lugar con 15.674 votos y el abogado Carlos Eduardo Marín del clan de la gobernadora Dilian Francisca Toro, que ocupó el tercer lugar con 14.240 votos.

Víctor Alfonso Álvarez. Foto: Pares

En los informes de Candidatos Cuestionados a Alcaldías y Gobernaciones 2019, Pares señaló que Álvarez es el candidato de la administración actual de Carlos Andrés Londoño Zabala y su madre la exalcaldesa Jesusita Zabala de Londoño, quien desde hace cuatro años ejerce como alcaldesa en cuerpo ajeno desde su casa, lugar en el que paga prisión domiciliaria por haber direccionado tres contratos públicos -entre ellos el plan de alimentación escolar- por más de 2.000 millones de pesos y haber cobrado coimas. En suma, Víctor Álvarez sería la nueva marioneta de Jesusita.

Igualmente, cabe resaltar que la administración actual está en el lente de la Procuraduría por irregularidades en el contrato de concesión del alumbrado público municipal. El contrato fue adjudicado por más de 20 años al nuevo consorcio Alumbrado Público de Cartago SAS, único proponente que presentó la propuesta de licitación superado el calendario oficial; a esto se suma que, la representante legal de este consorcio es la hija del dueño de Diselecsa, empresa que hasta diciembre de 2018 estuvo a cargo del alumbrado municipal por más de quince años.

“Víctor no camina, sino que levita, tiene toda la maquinaria institucional a su disposición”, comentario de cartagüeño semanas antes de las elecciones.

La campaña de Víctor Alfonso Álvarez estuvo marcada por el clientelismo, la compra de votos en barrios populares y la presión a funcionarios públicos. En el pueblo no es un secreto que el apartamento de Jesusita fue convertido en directorio alterno de la campaña de Víctor. Una fuente consultada señala que el clan Londoño Zabala obligó a cada secretario de la alcaldía a vender diez bonos por el valor de 100 mil pesos cada uno para apoyar la candidatura de Alzate. A la par, fueron presionados a pegar los afiches de la campaña en sus carros y/o casas.

Igualmente, se acusa al Clan Londoño Zabala y a Alzate de tener relaciones con la banda criminal de los Flacos. En una denuncia anónima remitida a Pares, se afirma que la cooperativa Servisa – Servicios Varios y Salud, la cual se encarga de la contratación del personal de vigilancia y servicios varios en el municipio, ha sido coaptada por Los Flacos: este año la cooperativa contrató a más de 120 personas de las cuales un tercio las puso esta banda. La denuncia agrega que lo mismo sucede en la Secretaría de Tránsito, el 40% de los guardas son cercanos a Los Flacos y reciben órdenes de ellos.

Por su parte, Gabriel Benjamín Agrado candidato quien ocupó el segundo lugar, aceptó la curul en el concejo al que tiene derecho según el Estatuto de Oposición (Ley 1909 de 2018). Este candidato presentó múltiples dificultades en el ejercicio de su candidatura: por un lado, no pudo inscribirse por firmas debido a que buena parte fueron rechazadas por el Consejo Nacional Electoral – CNC, por otro lado, fue inhabilitado el 1 de octubre mediante la resolución No. 5575 de 2019 bajo el argumento de que su hermano es rector de una institución educativa en Cartago.

Gabriel Benjamín Agrado (al centro). Foto: Pares

Sin embargo, dicha resolución fue revocada el 15 de octubre, después de que el CNE encontró que el rector no maneja recursos públicos ni tiene potestad para realizar traslados de docentes, dado que se rige por el Estatuto Docente 2277 de 1979 que asigna estas labores a la Secretaría de Educación del municipio.

La Unión: mafia y posible fraude electoral

La Unión es un pueblo pequeño ubicado en todo el centro del Norte del Valle, por tanto, no es ajeno a los eventos relacionados con narcotráfico, mafias y bandas criminales. Su vecino El Dovio es un pueblo recóndito y olvidado por el Estado, está en el Cañón de Garrapatas que conecta al Valle con el departamento del Chocó. Esto significa que es codiciado por bandas criminales y narcotraficantes para el cultivo de coca, la implantación de laboratorios y la posterior exportación de clorhidrato de cocaína a los mercados de Centroamérica y Estados Unidos.

En los últimos cuatro años los homicidios en el Dovio, la Unión, Bolívar y Roldanillo han aumentado significativamente, según la Policía departamental esto se debe a confrontaciones entre estructuras del Narcotráfico como Los Urabeños/Clan del Golfo con narcos del Cartel del Norte del Valle que han salido de la cárcel y quieren retomar el control del negocio. Incluso se rumora que a El Dovio y Bolívar -también municipio de cordillera- han llegado personas procedentes de México –Cartel de Sinaloa- posiblemente a negociar directamente la cocaína.

A este escenario se suma que la principal fuente del empleo del municipio, la Casa Grajales S.A principal empresa de vinos del país, fue intervenida por la Dirección Nacional de Estupefacientes por lavado de activos y narcotráfico, situación que ha acrecentado el desempleo, el microtráfico y el sicariato en el pueblo.

El nuevo alcalde del pueblo, William Fernando Palomino, deberá enfrentar este tensionante panorama; empero, aun no es seguro su triunfo.

La disputa por la alcaldía entre Palomino y Muñoz

William Palomino de la Coalición por la Alcaldía de la Unión – Partido de la U, Cambio Radical, Partido Liberal, entre otros- obtuvo 6.063 votos, seguido de Juan Carlos Muñoz del Partido Colombia Justa Libres con 6.021, es decir, ganó por sólo 42 votos. Esta irrisoria diferencia despertó la indignación de buena parte de los hateños quienes se reunieron en la noche del domingo en el parque principal a exigirle a la Registraduría el reconteo de votos y garantías. Esta movilización generó enfrentamientos con la policía e incluso intervino el Esmad.

El equipo de campaña de Muñoz afirma que sí hubo fraude electoral. En primer lugar, señalan que en varias mesas los jurados de votación quemaron votos de Muñoz bajo el argumento de que no coincidía el número de personas votantes con el número de votos en la urna, estos últimos eran más. En segundo lugar, desde el domingo han exigido el reconteo en las 86 mesas, pero hasta el momento la Registraduría no ha accedido. Por último, al revisar los formatos E-14 encontraron que 14 votos no fueron sumados, es decir, que ahora la diferencia es de 28 votos, afirman que el no registro fue intencional.

Ante este panorama, el Partido Colombia Justa Libres solicita el acompañamiento de la MOE y presión de la opinión pública.

Pero ¿quiénes son Palomino y Muñoz?

William Fernando Palomino Zúñiga del Partido AICO es el candidato de la administración actual, significa la continuidad del Clan de Diana Fabiola y su esposo. Tal como sucede en Cartago con Jesusita Zabala y su hijo Carlos Andrés Londoño, en La Unión se dice que Hernández Aguirre no es el alcalde sino su esposa, también se rumora que tienen vínculos con bandas criminales de la región.

En 2017, la Contraloría realizó una visita fiscal al municipio para atender una denuncia de varios ciudadanos que afirmaban que la Diana Fabiola intervino en la reforma administrativa municipal, en el trámite de un crédito de 5 mil millones de pesos por parte de la administración, y hablaba en programas de radio y televisión local sobre asuntos municipales que no son de su competencia. Sin embargo, la Contraloría tras su visita concluyó que no existían pruebas que relacionaran a la señora con los eventos mencionados.

Una fuente consultada expresa que la administración de Hernández Aguirre ha sido una de las más corruptas en el municipio: supuestamente amplió el personal de la alcaldía de 65 a 99 empleados mediante la creación de cargos burocráticos innecesarios los cuales le han costado cerca de 7 mil millones de pesos a los hateños.

Igualmente, la fuente acusa a la administración actual de generar presión laboral a los funcionarios para que voten por Palomino, así como a los adultos mayores y beneficiarios de Familias en Acción a quienes les dijeron que si no votaban por el candidato se les suspenderían los subsidios.

El otro candidato, Juan Carlos Muñoz Sepúlveda, es caleño y graduado de ingeniería de sistemas del ICESI, varios lugareños critican su candidatura porque no es oriundo de La Unión, aunque él alega que vive en el pueblo desde hace 29 años y se siente como un hateño más. Muñoz es exconcejal y siempre se ha caracterizado por hacer oposición al clan de Diana Fabiola.

Según él, no le interesa acercarse a los políticos tradicionales porque los considera corruptos. Inicialmente iba a inscribir su candidatura por firmas, pero tuvo varios inconvenientes con el CNE y finalmente decidió solicitar el aval al Partido Colombia Justa y Libres. En este momento él, su equipo de campaña y votantes esperan la Registraduría acceda al reconteo de votos y que salgan favorecidos.


Autor

Artículo por: Colaboradores @ | Publicado: Hace 3 semanas

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Colaboradores @

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • La Macarena, Bogotá DC, Colombia
  • Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
  • Para mayor información contactar a [email protected]
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: