«Es hora que el sector bancario sea solidario con la gente»

18 marzo, 2020

«Es hora que el sector bancario sea solidario con la gente»

Por: Natalia Aguilar Salas. Colaboradora Pares.

El brote del COVID-19 es una nueva potencial fuente de volatilidad y una amenaza para la estabilidad del país. Si bien aún es pronto para comprender completamente su impacto en Colombia y cómo se traducirá en una desaceleración nuestro país, lo que sabemos hasta ahora es que el coronavirus se está propagando a un ritmo acelerado y ha provocado una interrupción de la actividad económica y social.

El virus se ha extendido a más de 117 países, con más de 117.335 personas afectadas.* Es muy probable que el impacto del virus en el crecimiento y los precios de los productos básicos, además, represente un shock para Colombia. Sobre este tema Pares habló con la senadora Aída Avella Esquivel quien cuenta con una importante trayectoria como dirigente social y política en la ciudad y el país.

Este domingo 15 de marzo la Procuraduría General de la Nación presentó un boletín especial alertando sobre la deficiencia en los controles contra el coronavirus en el aeropuerto El Dorado de Bogotá. En el documento oficial se afirma que el personal de sanidad portuaria no es suficiente, sobre todo durante las horas pico, donde llegan aproximadamente 9.000 pasajeros, y el personal disponible consta de ocho auxiliares de enfermería, dos jefes de turno y dos epidemiólogos.

Pares: ¿Cómo analiza las declaraciones del presidente Duque y la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, quienes han considerado que es absurdo implementar una cuarentena obligatoria al igual que cerrar el aeropuerto El Dorado de Bogotá?

Aída Avella Esquivel: Primero, de absurdo no tiene absolutamente nada. Yo creo que por falta de previsión han sucedido cosas que pudiéramos haber evitado, me refiero exactamente al problema del aeropuerto. En El Dorado no hay suficiente gente y me acaban de informar en estos momentos, tengo una línea directa con el aeropuerto, con funcionarios y con personas que están absolutamente aterradas, no tienen ni siquiera un tapabocas. La gente que está trabajando se está infectando. Eso ocurrió en alguna de las ciudades, entiendo que fue Cartagena, donde la gente que estaba laborando en el aeropuerto debe tener todas las previsiones que sean necesarias, ellos también se enferman y ellos están haciendo un trabajo en este momento de riesgo examinando a la gente que llegue en los aviones.

A mí me parece absurdo es que las autoridades no entiendan que estamos no solamente en una emergencia sanitaria, sino que nos puede llevar a una catástrofe sanitaria si las personas que están trabajando, no solamente en los aeropuertos sino en la salud no tienen la suficiente defensa en la cuestión de los vestidos y demás. Me informan también de unas clínicas grandes donde los trabajadores no tienen los uniformes adecuados para atender a los pacientes, los médicos también se pueden enfermar, si se enferman los médicos es muchísimo más grave porque entonces ¿quién atiende?.

A mí me parece que El Dorado se debería cerrar por un tiempo, ¿qué vamos a hacer? pueden estar los gremios detrás exigiendo que no se haga, pero también los de los gremios se pueden enfermar, ¿es que no se dan cuenta? , los gremios presionan muchas cosas y yo creo que es hora de que algunos que han tenido muchísimas ganancias, por ejemplo el sector bancario, ayuden con parte de esas ganancias porque la crisis no puede caer tampoco sobre hombros de los trabajadores, de los sectores independientes, por ejemplo los vendedores ambulantes.

Se han puesto a pensar ¿qué pasa en la casa de los vendedores que dependen del día a día y que si ellos no trabajan no comen?, yo creo que hay que tener todas las medidas previstas. Bogotá es una ciudad de ocho millones de habitantes. Barranquilla tiene un millón de habitantes, en fin, si no nos cuidamos lo que pasa es que llega a las pequeñas villas y si algo hicieron los chinos rápidamente fue encerrar a su población e impedir que los virus proliferaran por todas partes y eso yo creo que es lo que tenemos que hacer en Colombia.

Pares: ¿Que papel puede cumplir el sector bancario en esta calamidad social y sanitaria?

A.A.E: El sector bancario, que ha ganado billones el año pasado, que saquen unos billoncitos de ahí y que eviten que sus trabajadores vayan a los bancos. Yo creo que hay un grueso de bancos que pueden trabajar con uno o dos trabajadores o unos turnos, pero no estar propiciando que todos los trabajadores tengan que coger el transmilenio, o los transportes públicos en cada ciudad , porque ahí también hay un centro de mucho contagio. Es momento que sea solidario con la gente.

Me han llamado trabajadores, por ejemplo del transmilenio, a decirme ¡hagan algo! los transmilenios casi que tienen el cupo que tienen normalmente por Dios estamos en una situación de expansión de un virus que sólamente puede ser controlable si la población se guarda y se guarda preventivamente.

Si me dicen que en el sector bancario es difícil que dejen un trabajador en su casa ¿cómo así? los bancos se manejan, la mayoría, y claro necesitamos una ventanilla abierta, pero es que en este momento la gente no está yendo por ejemplo los almacenes, en los almacenes hay poquísima gente ¿tiene que ir todos los trabajadores a los almacenes? Bueno, eso podría ser porque ese sector de todas maneras al igual que el sector de la alimentación y la salud necesitamos también los trabajadores.

Pares: ¿Y las EPS?

A.A.E: Que siempre piensan en ganar y en este momento ellos también tienen que poner. Es decir, las EPS y todos esos que se vuelven ricos con el sistema de salud y se gastan la plata en lo que no se la deben gastar; pues deberían estar en este momento acudiendo en masa, porque creo que quienes están poniendo realmente mucha de las cosas en función de controlar esto son los hospitales públicos y ahí vamos a tener que hacer un cruce de cuentas, porque las EPS volvieron la salud un negocio y no un derecho.

Hay que hacer un llamado también a muchos médicos que no tienen trabajo en este momento y que pudieran estar ayudando con las precauciones necesarias, no sólamente en el aeropuerto de Bogotá, sino en algunos hospitales. La gente se está desbordando, y otra cosa que me acaban de decir es que no contestan en las líneas abiertas cuando uno tiene que consultar porque tiene un resfriado, porque está con gripa, etcétera; dicen que no están contestando, es decir que deben estar colapsadas.

Entonces le sugiero también al gobierno nacional, yo sé que la alcaldesa está muy pendiente de todo esto y quisiera solicitarle también algunos teléfonos de más, porque las quejas que están llegando por lo menos a nosotros que nos llaman de muchísimas partes, es que no están contestando el teléfono Y esto no puede ser en una situación de emergencia como la que estamos atravesando.

Pares: ¿Qué sucederá con las personas que no tienen hogar en caso que se decrete cuarentena y qué medidas considera podrían ayudar a esta situación?

A.A.E: Pues yo creo que de todas formas como en todos los países del mundo tienen que abrirse sitios especiales para ellos en este momento tenemos una situación difícil.

Por ejemplo en Bogotá está lloviendo, tenemos un clima bastante complicado, yo lo que he propuesto es que algunos sitios que no se usan casi como por ejemplo, como la finca presidencial de Hato Grande que es una casa muy aireada, una casa con árboles, una casa que casi no usan, pues que se pudiera en estos momentos concentrar algunas de estas personas que están afectadas porque eso también daría garantía que los hospitales no tengan pabellones, un poco como hicieron en China. Pienso que el presidente Duque, en un acto de generosidad, podría adaptar rápidamente esa casa para su uso.

Pares: Frente a la frontera terrestre con Venezuela ¿qué medidas se van a tomar con la población venezolana o usted qué le recomendaría al gobierno?

A.A.E: Yo lo que le recomendaría al gobierno es que pongan a hablar a los ministros de salud ya que el señor Duque no quiere hablar con Maduro. Yo creo que se debería tratar eso de otra manera, debería haber un corredor humanitario para estos momentos tan difíciles que estamos atravesando, y lo otro es que frente a las fronteras y a lo que podemos hacer,todo el mundo se está dirigiendo a Cuba. Los italianos han recibido una ayuda de los cubanos que llegaron con medicamentos y todo, porque ellos están produciendo un medicamento que fue el más efectivo para curar en China, entonces no nos podemos tampoco cerrar.

También le solicitaría al señor Ministro de Salud a ver si el presidente también deja hablar con los cubanos, porque en este momento ellos están no solamente enviando sus médicos sino los medicamentos y ¿por qué no?, si el problema se agrava pudieran venir también algunos médicos y comprar nosotros los medicamentos que están produciendo en Cuba.

Pares: ¿Que le gustaría decirle a la población colombiana frente a la pandemia que estamos enfrentando a nivel nacional y mundial?

A.A.E: Todos debemos colaborar y yo creo que la colaboración efectiva es que las personas de edad, las que pasamos de los 60 años, nos tenemos que cuidar muchísimo porque somos una población muy vulnerable, lo segundo es que no podemos estar todos en la calle, y hago un llamado a los empresarios, a los del sector bancario, a los del sector de las aseguradoras, a otros sectores que no son ni salud, ni alimenticios que por favor le proporcionen a sus trabajadores unos métodos especiales.

Las entidades bancarias, las aseguradoras, los propios colegios, yo le pido a los colegios particulares que no obliguen a ir a sus maestros, ellos están también en riesgo y creo que todos estos maestros la mayoría son jóvenes que saben manejar precisamente todos los sistemas del teletrabajo y demás, así ayudamos al país. También tenemos que mirar la gente que no tiene trabajo, por favor, los vendedores ambulantes, la gente que vive del día día que está cruzando en este momento los transmilenios.

Me llamó alguien esta mañana y me dijo: mire en los transmilenios la gente que vende está desesperada, recorren todo el tiempo y ellos también se pueden infectar y es mucho más grave la situación porque a veces viven en una precariedad inmensa pequeños hoteles donde pagan entre $6000 y $10000 la noche, y yo creo que hay necesidad también de que el Estado los mire a ellos, porque son los más desprotegidos y para eso podríamos tener edificios.

Este es un problema supremamente complicado y yo llamo a todos los colombianos realmente absolutamente a todos , sin ninguna distinción ,a ver si podemos realmente seguir con nuestro trabajo desde las viviendas y la protección que podamos dar también a los profesionales de la salud que nos pueden visitar.


Autor

Artículo por: Colaboradores @ | Publicado: Hace 3 semanas

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Colaboradores @

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • La Macarena, Bogotá DC, Colombia
  • Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
  • Para mayor información contactar a [email protected]
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: