Alto Baudó: asesinato de líderes y olvido histórico

12 agosto, 2020

Alto Baudó: asesinato de líderes y olvido histórico

Por: Sergio Saavedra. Redacción Pares.

El Proceso de Comunidades Negras en Colombia (PCN) dio a conocer que el líder social afrocolombiano Patrocinio Bonilla fue asesinado en la comunidad Santa Rita, quebrada Emparaidá, en el municipio de Alto Baudó (Chocó). De acuerdo con el PCN, Patrocinio antes de ser asesinado por paramilitares fue retenido, al igual que a otras 15 personas.

Patrocinio Bonilla, según lo dio a conocer el Coordinador Nacional Agrario, además de su liderazgo social en la región, fue fundador de ASOKINCHAS y fue miembro de la Junta Nacional y ejecutivo Nacional del CNA. ASOKINCHAS es una organización agroecológica interétnica.

Desde el CNA, su coordinador expresó «Las organizaciones, liderazgos y procesos sociales seguimos enfrentando la peor pandemia de la historia. El aniquilamiento y genocidio; nuevamente el terrorismo de Estado llena de luto a las familias más vulnerables. Exigimos al Gobierno que pare la ofensiva paramilitar contra los líderes sociales», expresó el Coordinador Nacional Agrario CNA.

Grupos y victimización en la región

De acuerdo con cifras de Pares, del Sistema de Información del SIPARES, en el departamento de Chocó la violencia en contra de líderes y lideresas sociales ha tenido, particularmente, una impunidad sobre el perpetrador. Es decir, sobre el 60% de los asesinatos en suelo chocoano las autoridades no han podido determinar su agente perpetrador. El Clan del Golfo es uno de los grandes perpetradores.

El Clan del Golfo opera en 18 municipios: Bahía Solano, Bajo Baudó, Bojayá, Carmen del Darién, Condoto, Istmina, Juradó, Litoral de San Juan, Lloró, Medio Atrato, Medio Baudó, Medio San Juan, Nuquí, Quibdó, Río Quito, Riosucio, San José del Palmar y Tadó. Mapa: Pares.

En el Chocó el ELN opera 24 municipios, uno de ellos en el Alto Baudó. Por su parte hay dos Grupos Armados Postfarc (GAPF), Frente 30 y GAPF Guerrillas Unidas del Pacífico, en Novita y Litoral de San Juan.

Asimismo, los perfiles de liderazgos más victimizados han sido: líder/sa indígena con un 27.3% de los asesinatos, liderazgos de comunidades negras o afrodescendientes con 18.2% y liderazgo JAC con el 13.6% de los asesinatos.

Esta situación, sumada a la contingencia del Covid-19 ha traído hechos como lo que ha alertado Human Rights Watch sobre los panfletos amenazantes de los Grupos Armados Ilegales imponiendo medidas. Chocó es uno de estos departamentos, acompañados de Arauca, Bolívar, Caquetá, Cauca, Guaviare, Huila, Nariño, Norte de Santander y Putumayo.

Comunidades acorraladas por el reclutamiento

De acuerdo con la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA por sus siglas en inglés), en un informe sobre Chocó a corte de julio de 2020, hay un incremento de denuncias “por reclutamiento forzado, uso, utilización y violencia sexual contra niñas y adolescentes por parte de los Grupos Armados Organizados (GAO) y estructuras criminales en municipios como Lloró, Bojayá e Istmina y de forma más reciente, en Quibdó”.

Según el informe de 2019 de la Coalición contra la Vinculación de Niños, Niñas y Jóvenes al Conflicto Armado en Colombia (COALICO) del 2019, Chocó es el segundo departamento en el que más se victimiza a niños, niñas y adolescentes.

Desplazamiento y confinamiento

OCHA señaló que a junio de 2020, en Chocó hay registro de “4.324 personas en situación de desplazamiento. Esto es, 66% más víctimas por este hecho comparado al mismo periodo en 2019 y 80% más frente al primer semestre del 2018”. El municipio más victmizado ha sido Alto Baudó, con 2.877 personas, municipio donde asesinaron a el líder social.

Asimismo, han advertido que hay una fuerte afectación a la población étnica por cuenta del accionar de los Grupos Armados Organizados. Señalan, desplazamientos y confinamientos en el Litoral del San Juan, Lloró, Bojayá, Itsmina y Alto Baudó. Este último municipio en donde fue asesinado Patrocinio.

De hecho, OCHA, en su reporte de impacto humanitario de Colombia en el primer semestre señaló que el 34,2% de los confinamientos se concentran en Chocó, Antioquia y Nariño.

Los municipios del Chocó en los que OCHA presenta especial alerta por el registro de desplazamientos activos son: Alto Baudó, Bojayá, Nuquí, Medio Baudó y Tadó. “preocupan las condiciones de hacinamiento que, sumadas a la falta de agua potable, disposición de aguas residuales y condiciones óptimas de habitabilidad pueden convertirse en vectores de contagio del COVID-19”, señalan.

En síntesis, durante los primeros seis meses del año, según OCHA, se han registrado 10.431 víctimas por confinamiento, 551 por restricciones al acceso humanitario y 1.355 por restricciones a la movilidad, para un total de 12.337 personas afectadas.

Violencia étnica

Según OCHA, En el primer semestre del 2020, al menos 11.146 personas pertenecientes a comunidades étnicas afro (43%) e indígenas (53%) han sido víctimas del conflicto armado. Esto se sigue a lo que ha denunciado PARES sobre la victimización que ejercen los grupos armados ilegales en su disputa a sangre y fuego por los territorios.

Durante el primer semestre de 2020, OCHA precisa que se han registrado al menos “17 eventos relacionados con amenazas colectivas e individuales, 9 casos de secuestro y 11 eventos de homicidio selectivo en el marco del conflicto armado en el departamento del Chocó”.


Autor

Artículo por: Sergio Saavedra @_SergioSaavedra | Publicado: Hace 1 mes

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Sergio Saavedra @_SergioSaavedra

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • La Macarena, Bogotá DC, Colombia
  • Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
  • Para mayor información contactar a [email protected]
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: