Un balance de la seguridad en las ciudades de Colombia

29 octubre, 2020

Un balance de la seguridad en las ciudades de Colombia

Por: Laura Cano. Periodista Pares.

Desde la Línea de seguridad urbana y crimen organizado de Pares se presentó un balance de seguridad urbana, el cual obedece a un seguimiento que se ha venido haciendo en los meses donde el aislamiento preventivo obligatorio y ahora, el aislamiento responsable, se ha mantenido como medida ante el virus Covid-19.

Es una realidad que el confinamiento iba a generar nuevas dinámicas en los hechos que afectan la seguridad en el país, así como se preveía que iba a agudizar unas problemáticas ya existentes, y a disminuir otros tipos de hechos. En efecto, esto es lo que ha venido sucediendo, pues así como la pandemia ha traído sus consecuencias en cuanto lo económico, social y laboral, también lo ha hecho en relación con la seguridad.

De esta forma, hay que iniciar diciendo que uno de los hallazgos que se tuvieron fue que para el mes de septiembre los homicidios disminuyeron en 34 casos en relación con el mes anterior, agosto, mes que además se ha dado el que mayor registro de estos casos. De esta forma para septiembre hubo un total de 1.102 hechos, mientras que en agosto el total fue de 1.126, pero en septiembre de 2019 la cifra fue de 1.047, es decir, respecto al mismo mes pero de este año el aumento fue de 55 homicidios, el 5%.

Vale la pena mencionar que los casos venían disminuyendo desde marzo, mes en que comenzó el aislamiento preventivo obligatorio. Esta tendencia se mantuvo hasta el mes de junio, aunque en este último la diferencia respecto al mismo mes pero de 2019 fue muy poca; 46 casos, en comparación con los meses anteriores (marzo, abril y mayo), en los cuales la diferencia entre 2019 y 2020 fue de 286, 342 y 172, respectivamente en comparación con el mes homónimo.

“El homicidio va a rebasar a lo que pasó en los último meses de 2019, se va ir incrementando. En octubre, noviembre y diciembre muy posiblemente los casos sigan aumentando porque sigue habiendo confrontaciones y enfrentamientos sobre todo entre organizaciones delincuenciales”, afirmó Isaac Morales, coordinador de la línea de seguridad urbana y crimen organizado, Pares.

Hay que señalar que en el balance se menciona que la masacre ocurrida en Bogotá el 9 y 10 de septiembre a manos de la Fuerza Pública contribuyó al aumento en la capital, donde se reportaron 102 casos en septiembre de 2020, habiendo así un aumento de 15 hechos respecto al mismo mes pero de 2019.

Asimismo, en ciudades como Cali se menciona que el fin de semana de amor y amistad fue determinante para que en todo el mes se registraran 118 homicidios. Mientras que se identificó que en Barranquilla, donde la cifra fue de 31, pudo estar asociada con los constantes enfrentamientos entre “Los Costeños” y los “Papalopez”, bandas que se disputan en dicha ciudad el control del microtráfico.

Por otra parte, hay que anotar que Morales resalta lo que ocurre en Quibdó, donde al 31 de agosto, la tasa de homicidios superó de lejos la media nacional con 74,9 casos por cada cien mil habitantes, ubicando a la capital del Chocó dentro de las primeras ciudades más violentas del mundo, pues a la fecha es similar a la tasa de Caracas de 2019 (74,65). Asimismo, llama la atención lo que ocurre en Cúcuta, donde los ajustes de cuentas por disputas de microtráfico siguen álgidas y han disparado el número de homicidios desde mayo, mes en el que todavía se encontraba vigente la medida de aislamiento preventivo obligatorio.

Adicionalmente, en este balance se informa que el hurto a personas, que además es el segundo motivo de captura con más registros en el mes de septiembre (1.714), está atravesado por un “ascenso sostenido en el número de denuncias registradas, sin sobrepasar las sumatorias respectivas en los mismos meses de 2019. Para agosto se nota cierta desaceleración en el número de casos que se prolonga hasta septiembre, aunque no sobrepasaron el total de julio.

Mientras que, como efecto del encierro, la percepción de inseguridad podría haberse incrementado, la reducción que se mantiene en las denuncias de casi todos los delitos contra el patrimonio son un termómetro formidable del lento proceso de reactivación económica”, se indicó en el balance.

https://twitter.com/parescolombia/status/1321578900540051463?s=20

Capturas: ¿son una luz verde para la seguridad?

El trabajo de la Línea de seguridad urbana y crimen organizado encontró que durante septiembre los motivos de captura con más casos fueron: tráfico, fabricación o porte de estupefacientes (3226), hurto a personas (1.714), fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones (1.129), lesiones personales (1.017) y hurto a entidades comerciales (679). Siguiendo esto, hubo un total de 14.546 capturas, 1.223 menos que agosto.

Entre estas capturas se reportaron varias a miembros o personas relacionadas en altos mandos con grupos armados ilegales o de crimen organizado, tal fue el caso alias “5-5”, máximo cabecilla del grupo de crimen organizado Los Pachenca, quien fue capturado en la zona del centro histórico de Barranquilla. Asimismo, en esta ciudad se reportó la captura de alias “Popo”, quien controlaba las llamadas ollas de vicio de la localidad suroccidente de la capital del Atlántico y extorsionaba a comerciantes y empresarios del sector por medio del grupo Los Costeños.

Esto, mientras en Santa Marta se dio con la captura de alias “El Tarra”, cabecilla de Los Pachenca y se desmanteló la banda delincuencias Los Cejas, dedicada al micrótráfico en la ciudad, y, en Cartagena, se capturaron 13 personas de la banda delincuencial Los Nativos, dedicada a la venta de estupefacientes y tráfico de drogas, que además era subcontratada por el Clan del Golfo.

Mientras tanto, durante este mismo mes, pero en el centro del país, se llevó a cabo la operación Atenas, en la que fueron capturadas y judicializadas por hurto, tráfico y porte ilegal de armas 26 personas vinculadas a varias bandas delincuenciales que operan en Bogotá: Quimera, Los Tanainas, Los del Cable, Las Ratas y Los Sociales, Adicionalmente, al norte de Bogotá se capturó a Francisco Emilio Mazo Pulgarían, alias “Pocho”, cabecilla de la organización Pachelly.

A esto se suma y llama la atención que en zonas como el Valle de Aburrá se dieron importantes hechos de captura, como fue el caso de alias Pirry, presunto jefe de sicarios de El Mesa, una organización criminal a la que se le vincula con delitos como narcotráfico, desplazamiento forzado y extorsión, cometidos en Copacabana, Barbosa y La Ceja; e incluso en Bogotá, Soacha, y Tunja (Boyacá), a esta misma durante septiembre se le embargaron 100 bienes y propiedades valoradas en $200.000 millones producto de enriquecimiento ilícito.

Por otro lado, en Cúcuta también hubo capturas importantes, por una parte en el barrio La Esmeralda fue capturado Guillermo Colorado alias “Guacamayo”, quien sería la tercera cabecilla y líder de los Rastrojos en su confrontación con el ELN, además, también se le acusa de ser el encargado de instalar explosivos contra la Fuerza Pública.

Adicional, en este punto del país también fue detenido Pablo Antonio Villamizar, alias “Oli”, quien sería cabecilla del Frente Efraín Pabón Pabón del ELN, a quien, se le señala de estar implicado con lo ocurrido el pasado 17 de enero en la Escuela de Cadetes General Santander en Bogotá. También, fue capturado Rafael Vanegas Días, alias “Baloyes”, acusado de ser financiador del ELN y además, de haberse apoderado de las ventas y expendidos de droga de las comunas 6, 7 y 8 de dicha ciudad.

Este panorama muestra que fueron varios los capturados en altos mandos de grupos armados ilegales, así como de grupos de crimen organizado, sin embargo, lo que se prevé es que los escenarios de inseguridad sigan siendo una constante en los meses siguiente, en donde la pandemia seguirá teniendo consecuencias, entre otras cosas, porque, como lo señaló Isaac Morales, “con las capturas hay una dinámica muy difícil y es que les arrestan o son asesinados, pero al otro día ya hay un reemplazo, es decir, son un golpe de alto impacto pero momentáneo dentro de las organizaciones o grupos”.


Autor

Artículo por: Laura Natali Cano Murillo @ | Publicado: Hace 9 meses

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Laura Natali Cano Murillo @

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • La Macarena, Bogotá DC, Colombia
  • Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
  • Para mayor información contactar a [email protected]
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: