Cristina Bautista vive y la lucha continúa

2 noviembre, 2020

Cristina Bautista vive y la lucha continúa

Por: Línea de Paz y Postconflicto Pares.

El 29 de octubre de 2019 una masacre segó la vida de la Ne’hwe’sx (autoridad ancestral) Cristina Bautista y los Kiwe Thegnas Asdrúbal Cayapú, James Soto, José Soto y Heliodoro Finscue en la vereda La Luz, Resguardo de Tacueyó, Toribío. Un año después, la violencia hacia autoridades, guardias y comuneros indígenas, lejos de disminuir, se ha agudizado. En medio de atentados, amenazas y asesinatos, el pueblo nasa del norte del Cauca continúa luchando y resistiendo por la vida, la paz y el territorio.

“Cristina no murió, se multiplicó”, señala una de las consignas del Movimiento de la Mujer Nasa Hilando Pensamiento, del cual hizo parte la Ne’hwe’sx Cristina Bautista y decenas de mujeres nasa que hoy continúan fortaleciendo sus procesos, incluyendo a las nuevas y antiguas generaciones en Toribío y tejiendo experiencias a nivel regional, nacional e internacional.

Como parte del trabajo constante de este colectivo de mujeres, durante la última semana de octubre se llevó a cabo en Toribío una serie de actividades en conmemoración a la Ne’hwe’sx y los Kiwe Thegnas, iniciando el 20 de octubre con la entrega de un gran mural en el coliseo de Tacueyó.

Al siguiente día, el 21 de octubre, se realizó una jornada de siembra de guayacanes y palmas en la vereda La Luz, como símbolo de vida allí donde se ha querido imponer la muerte. El 23 de octubre 32 familias de indígenas caídos recibieron visitas colectivas como muestra de apoyo desde el pueblo nasa y el movimiento Hilando Pensamiento.

El 25 de octubre, tres vallas conmemorativas fueron instaladas en cada uno de los resguardos ubicados en el municipio de Toribío: San Francisco, Tacueyó y Toribío. La gran conmemoración del 29 de octubre, fue antecedida por un recorrido territorial con la guardia indígena cuyo punto de encuentro fue en la vereda El Tierrero, donde se instaló la bandera del CRIC y se continuó en caravana hasta el centro poblado de Tacueyó.

Para el momento del recorrido territorial, el contexto se tornaba tenso para el pueblo nasa que resiste a múltiples violencias con la premisa “cuenten con nosotros para la paz, no para la guerra”. Un Boletín de Derechos Humanos de ACIN indica que “las autoridades habían manifestado preocupación por el amedrentamiento que en días previos habían realizado en contra de la comunidad que se movilizaría en memoria de los asesinados por este mismo grupo armado -Grupo Armado Post Farc Columna Móvil Dagoberto Ramos-”.

La fecha y los actos de conmemoración del 29 de octubre llegaron con una masiva asistencia en el coliseo de Tacueyó, reafirmando que “cuando alguien cae, no se va, sino que lo recordamos y siempre va a estar con nosotros” (Yensi Lorena Secue, mujer nasa). Imágen: Cortesía CRIC.

También trajo el apoyo a nivel nacional de organizaciones no gubernamentales, organismos defensores de derechos humanos y personalidades como el senador indígena Feliciano Valencia y el artista César López, ambos objeto de atentados en El Tierrero durante el transcurso de la jornada de conmemoración. Una vez más las armas intentaron silenciar las resistencias del pueblo nasa del norte del Cauca.

Tres balas de fusil impactaron la camioneta de protección del senador Feliciano Valencia en horas de la mañana cuando se dirigía a la conmemoración; en la tarde, la chiva y las camionetas en las que salía de Tacueyó el artista César López acompañado de la guardia indígena, fueron objeto de disparos de fusil desde la montaña, sin resultar heridos.

Estos hechos no lograron callar la palabra, la música y la pintura que conmemoraron a Cristina Bautista y a los Kiwe Thegnas con una jornada concurrida, emotiva y reflexiva. Continúa la lucha por cumplir “el sueño de la igualdad, el sueño de la equidad, el sueño de formar una futura comunidad para nuestros hijos donde realmente se vea el buen vivir” (Yoli Astrid Chantre).

A esta resistencia en medio del recrudecimiento de la violencia, el Movimiento de la Mujer Nasa Hilando Pensamiento, aporta también las reivindicaciones de la “lucha de mujeres que viene desde tiempos inmemoriables: desde nuestra Cacica Gaitana, desde nuestras otras cacicas. Entonces somos un papel fundamental en la comunidad.

Así como lo somos, queremos que seamos reconocidas por nuestros líderes y por toda nuestra comunidad” (Nelly Andrea Sescué”. Sin duda, Hilando Pensamiento y las mujeres nasa de Toribío dan fe de que ¡Cristina vive! ¡la lucha sigue!


Autor

Artículo por: Colaboradores @ | Publicado: Hace 1 mes

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Colaboradores @

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • La Macarena, Bogotá DC, Colombia
  • Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
  • Para mayor información contactar a [email protected]
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: