Enfrentamientos y desplazamientos: arde la frontera

24 marzo, 2021

Enfrentamientos y desplazamientos: arde la frontera

Por: Laura Cano y Sergio Saavedra. Periodista Pares.

Cruzar el río Arauca rumbo al municipio de Arauquita fue la decisión que estuvieron obligados a tomar cerca de 3.000 venezolanos/as por cuenta de los enfrenamientos entre los que sería Grupos Armados PostFarc o disidencias y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB). El desplazamiento forzado que se registró en la frontera colombo venezolana ha desatado una crisis humanitaria que continúa agravándose.

Los campesinos y campesinas del municipio de Arauquita han recibido a la población desplazada proveniente de suelo venezolano. La Asociación Campesina de Arauca (ACA) informó que, por ejemplo, en las instalaciones de la Casa Campesina del Municipio de Arauquita; se encuentran albergadas algunas familias desplazadas.

Pares habló con Anderson Rodríguez, presidente de la Asosicación Campesina de Arauca, para conocer sobre la situación que se está viviendo en el municipio de Arauquita.

Dentro del panorama esbozado por Anderson se está indagando porque se presume hay familias desaparecidas, mujeres que no aparecen desde el bombardeo. Muchos niños y niñas en los albergues no dan cuenta de sus padres. Además, existe un reporte de 32 campesinos retenidos por parte de la Fuerza Pública venezolana. Asimismo, señaló que esta misma mañana se conoció de un comunicado en el que las autoridades venezolanas estarían exigiendo recursos a cambio de la libertad, es decir, se habla de una violación al Derecho Internacional Humanitario. Por otra parte, Anderson cuenta que soltaron a un concejal que fue golpeado por la Fuerza Pública venezolana.

De acuerdo con lo señalado por ACA los lugares en donde se están estableciendo albergues se requiere alimentos, frazadas o carpas para las personas que necesitan pasar noches en el sector, apoyo médico y prevención de contagio de Covid19, atención psicosocial especialmente para niños y niñas. Asimismo, la ACA pide acompañamiento internacional para prevenir hechos de violencia de grupos armados en su contra por la labor de atender la emergencia humanitaria.

Pares ¿Cuál es la situación entre Arauquita y Apure? ¿Siguen registrándose enfrentamientos?

Anderson Rodríguez (A.R): Mire… desde el domingo —21 de marzo— se han venido presentando enfrentamientos entre grupos armados colombianos y las Fuerzas Armadas de Venezuela. Como resultado de estos combates se ha producido el desplazamiento de centenares de familias hacia el municipio de Arauquita. No sólo en el casco urbano, como municipio, sino también en las veredas aledañas en donde los campesinos han estado saliendo a las partes más altas y en los cruces del río Arauca.

La situación es muy delicada. Los mismos campesinos que se están desplazando están denunciando atropellos por parte de la Fuerza Pública venezolana que van desde saqueos de casas y habitaciones, están violando las cerraduras, tumban puertas. Además de eso, se están llevando campesinos presos vinculándolos a que hacen parte de la insurgencia. Situación muy complicada porque los campesinos dan fe que esos que se están llevando retenidos son campesinos de la región.

El desplazameinto continúa aumentando debido a que se están recrudeciendo los enfrentamientos. Por ejemplo, a las 9 de la mañana hubo un bombardeo indiscriminado en una vereda conocida como Arenales frente a El Troncal. Allí desaparecieron las casas de los campesinos, afortunadamente los campesinos huyeron y no se registraron victimas fatales.

En las horas de la noche, ya en el casco urbano de La Victoria, la insurgencia se tomó el pueblo y atacó a la base militar del Ejército venezolano. Esto ha sembrado terror en las comunidades y no queda otra que correr e irse a refugiar en los albergues que tiene el municipio y la Alcaldía. O que tenemos algunas Asociaciones como en el caso de la ACA, que habilitó su Casa Campesina como albergue en donde hay cerca de 80 personas. Se prevé que hoy llegen cerca 15 personas que vienen huyendo también.

Pares ¿En qué condiciones están estas 80 personas? ¿Qué requieren?

Anderson Rodríguez (A.R): Escasamente salieron corriendo y no salieron sino con la ropita que tenían encima. Entonces lo que se necesita el campesinado es mercaditos, medicinas, pañales, útiles de aseo, ropa para niños, platos, cucharas. Es decir lo que yo pueda traer por solidaridad es bien recibido. Los campesinos venezolanos les van a agradecer.

Lo que hemos podido tener, por ahora, en los puntos de albergue es alimento que el campesinado ha recogido. Es el caso de la yuquita, plátano, auyama, papaya, maracuyá. Sin embargo, carecen de verdurita. También, hemos tratado de gestionar ganado por ahí hemos podido suministrar, como ACA, en algunos albergues con algunas carnitas. Pero, no es suficiente. Necesitamos que la ciudadanía en general, los ganaderos, los comerciantes, todo aquel que viva en Arauca debe vincularse con esta noble cauca de la solidaridad de los campesinos desplazados por el conflicto.

Alertas desatendidas

Durante el fin de semana fueron alertados los enfrentamientos que se han venido registrando en la zona de La Victoria, en el estado Apure, limítrofe con el departamento colombiano de Arauca, estos han sido entre la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y las disidencias de las Farc, desde la madrugada del pasado domingo, extendiéndose hasta horas de la tarde de ese día, y manteniéndose, por lo menos, hasta este martes en la noche, día en el que fue informado sobre un ataque al batallón del Ejército de La Victoria por parte del grupo guerrillero.

A través del diario El Tiempo se indicó que además durante el día de ayer la zona se quedó sin energía eléctrica, lo cual dificultó el seguimiento a lo que ha estado ocurriendo por parte de organizaciones regionales.

Además, aunque no se ha podido determinar cuántas personas han resultado afectadas con estas acciones, el 23 de marzo se conoció un comunicado del grupo guerrillero en el que se habla del asesinato de “varios civiles”, que aún no se identifican. Adicional, la diputada Karim Vera manejaba la cifra de al menos 20 efectivos de las FANB heridos el domingo, y que fueron ingresados al hospital militar de San Cristóbal, Táchira.

Asimismo, acentuando la gravedad de este panorama, el director ejecutivo de la división de las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, alertó a través de Twitter que esta situación hasta el momento ha provocado que cerca de 3.000 venezolanos/as se hayan tenido que desplazar forzadamente, poniendo en riesgo sus vidas al tener que cruzar el río Arauca hacia el municipio colombiano de Arauquita, donde se habrían establecido entre albergues y casas de familias.

Por su parte, desde la Cancillería de Colombia se comunicó que “en nombre del Gobierno Nacional, expresamos preocupación por los graves efectos humanitarios sobre la sociedad civil en el estado Apure de VEN, causados por enfrentamientos armados que están ocurriendo en esa región limítrofe con el departamento colombiano de Arauca. El Ministerio de Relaciones Exteriores hace un llamado a la comunidad internacional para unirse en la asistencia ante esta crisis humanitaria, en la que más de 3.100 personas han tenido que desplazarse de manera forzada para encontrar protección en Colombia”.

Por otra parte, a través de El Tiempo se citaron las palabras de la diputada Gaby Arellano, quien aseguró que “Hay una guerra en la frontera venezolana, entre estos grupos irregulares, donde las víctimas son los más humildes: los venezolanos que viven en esas zonas, que tienen que dejar todo, huyendo por salvar sus vidas. Esta situación ha incrementado. Naciones Unidas y los organismos multilaterales no pueden hacerse la vista gorda ante esta cruda realidad”.

En este punto es importante señalar que HRW, por lo menos, desde enero del 2020 había emitido un informe en el que se alertaba de la situación en Arauca, puntualmente se indicaba que “en el departamento colombiano de Arauca y el estado venezolano de Apure, grupos armados no estatales controlan de forma violenta la vida cotidiana de la población. Los grupos imponen sus propias reglas y, para asegurar su cumplimiento, amenazan a civiles a ambos lados de la frontera. Los castigos para quienes no obedecen van desde multas hasta trabajo forzado o incluso la muerte. Los residentes viven aterrorizados”.

Múltiples vítimizaciones

Adicionalmente, la organización también denunció que en estas zonas también había una crítica situación a causa de una agudización de violencia evidenciada en un incremento de los casos de amenazas, secuestros, reclutamiento de menores, trabajo forzado, homicidios, instalación de minas antipersonales y actos de violencia sexual, todos estos hechos relacionados con grupos armados ilegales, señalando que dos de los que imponen control social sobre los residentes de Arauca y Apure son el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el grupo disidente Frente Décimo Martín Villa.

A todo esto se suma, que se identificó que “los grupos armados también han asesinado a venezolanos. Muchos de ellos llegan a Arauca desde zonas donde no hay grupos armados y desconocen las “normas” impuestas por los grupos. Entre enero y noviembre de 2019, la Policía Nacional de Colombia registró 30 homicidios de venezolanos en Arauca. (…)Los venezolanos también han sufrido abusos que no están directamente vinculados con los grupos armados. Muchas mujeres son sometidas a explotación sexual y coacción para intercambiar relaciones sexuales por dinero. Diversos actores humanitarios han denunciado casos de trata de personas. La xenofobia es un fenómeno muy extendido en Arauca y ha originado algunos incidentes de violencia contra venezolanos, a quienes a menudo los locales culpan por los delitos que ocurren en el departamento”.

Hay que resaltar que aunque HRW en ese momento envió varias recomendaciones a los gobiernos de ambos países, hoy el panorama deja en evidencia las pocas acciones concretas que se han tomado, que han dejado de nuevo en el fuego cruzado a la población civil que quedan a la deriva, sin protección y en este caso puntual teniéndose que desplazar a un país donde son pocas las garantías para los y las migrantes.

Defensoría del Pueblo

La Defensoría del Pueblo ha informado que en labores de acompañamiento y seguimiento a la situación que se presenta en cercanías a la frontera con Venezuela. “En este momento se cuentan más de 600 personas en territorio colombiano. Por el número creciente de personas que se encuentran ahora asentadas en Arauquita, la Defensoría del Pueblo solicitó la intervención de las autoridades departamentales para atender esta crisis humanitaria que se presenta en el municipio”, señaló la Defensría.

Asimismo, que se encuentran trabajando conjuntamente con autoridades locales, Personería, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, bomberos, Pastoral Social y el Organismo de las Naciones Unidas para la Migración (OIM).

Campesinos y campesinas por la población venezolana afectada

La Asociación Campesina de Arauca (ACA) informó que en la vereda Santa Ana, sector el Oasis, municipio de Arauquita, campesinos y campesinas “se solidarizan con los hermanos venezolanos, que se han tenido que desplazar desde sus territorios hacia al municipio de Arauquita, y sus veredas aledañas, para salvaguardar sus vidas; debido a los hechos violentos que se vienen presentando desde el pasado domingo 21 de marzo, en la frontera Colombo-Venezolana.”

Asimismo, la Asociación Campesina de Arauca-ACA, y sus afiliados, invitan “a toda la comunidad Araucana, a solidarizarse con estas familias, que pasan por una difícil situación, vinculándose con la donación de alimentos, ropa, útiles de aseo, y demás elementos de la canasta familiar, que permita mitigar este difícil momento.”

Situación de Arauca

Según los datos de la Fundación Paz & Reconciliación- Pares, en el departamento de Arauca —tras la firma del Acuerdo de Paz— han sido asesinados 11 líderes y lideresas sociales. La mayoría de víctimas son mujeres y personas que son o presidentes o miembros de las Juntas de Acción Comunal.

Respecto a la presencia de grupos armados: en los siete (7) municipios de Arauca hace presencia el Frente Décimo Martín Villa de los Grupos Armados Postfarc. A su vez, en todos los municipios hacen presencia frentes del ELN. Asimismo, presencia de bandas criminales vinculadas con paramilitares.

Preocupación por la ACA

Pares alerta sobre la situación de riesgo que viene presentando la Asociación Campesina de Arauca (ACA). No sólo por su labor en este caso al atender la situación del desplazamiento forzado y hacer denuncias sobre violaciones a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario; sino también por las múltiples victimizaciones de las que han venido siendo víctimas, incluso, este año.

Amenazas, persecuciones y seguimientos por parte de paramilitares que han señalado como objetivos militares al presidente de ACA Anderson Rodríguez, a Camilo Espinel que trabaja como directivo de la Junta Departamental.

También por los atentados registrados como del que fue víctima Jhon Alexander Romero, vicepresidente de ACA. Por supuesto sin dejar de nombrar a Luz Perly Córdoba. Su legado en la región aún vive a pesar de que su muerte. Luz Perly murió enrarecidas circunstancias que no han sido aclaradas por los órganos investigativos ni por el Gobierno Nacional. Para ACA: “contra nuestra compañera había un plan para asesinarla y lo hicieron.”

«La presente publicación ha sido elaborada con el apoyo financiero del Fondo Europeo para la Paz. Su contenido es responsabilidad exclusiva de Tejidos y no necesariamente refleja los puntos de vista de la Unión Europea».


Autor

Artículo por: Laura Natali Cano Murillo @ | Publicado: Hace 6 meses

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Laura Natali Cano Murillo @

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • La Macarena, Bogotá DC, Colombia
  • Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
  • Para mayor información contactar a [email protected]
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: