Los protagonistas de la paz con el M-19

3 abril, 2021

Los protagonistas de la paz con el M-19

Por: Luis Eduardo Celis. Columnista Pares.

Tener la posibilidad de escuchar a los protagonistas de la historia es la oportunidad de conocer desde su experiencia directa y vivida la trama de cómo se construyen los procesos que han marcado nuestras vidas, en este caso, el libro de Rafael Pardo: 9 de marzo de 1990 La desmovilización final del M-19, es el testimonio de un hecho que ha transcendido para bien en la sociedad colombiana que anhela y trabaja por un orden social de mayor calidad y sin violencias de ningún tipo.

El libro de Rafael Pardo, que fue publicado en el 2020, y es un documento de enorme valor para conocer los detalles de lo que ha sido el primer acuerdo contemporáneo de paz, y ya hemos tenido varios en estas tres décadas para integrar vía diálogos y negociaciones a las organizaciones guerrilleras que optaron por la rebelión armada. Por ahora solo falta un acuerdo con el ELN y ese igualmente llegará, para cerrar esta historia de acción política con armas.

Tener la posibilidad de conocer los detalles de cómo se construyó este acuerdo entre un gobierno presidido por Virgilio Barco y un M-19 comandado por Carlos Pizarro Leongómez, gracias a que uno de los protagonistas de primera línea como lo es Rafael Pardo en su condición de Consejero de Paz nos ha contado los pormenores de las condiciones que dieron lugar a que dos enemigos con enormes distancias.

Encontraran un campo común para transformarse en aliados de una obra conjunta: un acuerdo de paz para sellar una rebelión armada de mas de quince años, donde el M-19 fue protagonista y marco con sus actuaciones y su lógica de acción un alzamiento armado que puso al país a hablar en muchas direcciones y que fue una acción con muchas innovaciones: entre ellas una guerrilla con fuerte vocación por hablarle al país en un lenguaje más cercano, una guerrilla con vocación de contar con un lenguaje fresco y ligado a la acción transformadora y sobre todo una guerrilla que dijo que su vocación era por un país que pensara y trabajara por un proyecto de democracia, todo ello estuvo al centro de sus preocupaciones y su empeño.

La historia es la actuación concreta de hombres y mujeres que se empeñan en un propósito y que dejan huella para recordar, no siempre se logra transcender en el tiempo y ser referente en este caso para la sociedad colombiana. Los hechos de que se ocupa este libro son de hondo calado histórico y sus protagonistas, empezando por el autor, ya tienen un lugar ganado en la historia contemporánea de una Colombia que ha sido marcada por los recurrentes ciclo de violencia y acuerdos, los cuales vienen de atrás, ni siquiera de los acuerdos que dieron lugar al pacto del Frente Nacional, como acuerdo para cerrar la guerra entre liberales y conservadores y sufrida por el pueblo campesino.

La historia viene de más atrás, con las más de veinte guerras civiles del siglo XIX y la entrada al siglo XX, con la terrible guerra de los mil días, quizás de las mas cruentas de una dinámica social y política cruzada por horrores y sangre, hasta el presente.

La paz con el M-19 y el Estado colombiano fue posible por que hubo madurez de la dirigencia de ambos lados para llevar adelante el proceso y sin duda que el liderazgo de Carlos Pizarro, guerrero por excelencia y hombre querido y respaldado en su decisión de paz por una organización que supo otear el horizonte y saber que de mantenerse en la apuesta armada, vendría una enorme degradación y un involucramiento con las economías del narcotráfico y unas luchas feroces por permanecer en territorios y que nada de ellos los acercaría a construir una democracia de mayor calidad, sino por el contrario seria solo sufrimiento para los más pobres y que eso no valía la pena llamarse revolución, desde esas convicciones, Pizarro lideró a su organización a enrutarse a un acuerdo de paz.

Le escuché a Rosemberg Pabón, destacado dirigente del M-19, que las guerras se ganan, se pierden o se empatan y que un acuerdo de paz es un empate, lo creo al igual que Rosemberg y todos los acuerdos de paz construidos en estas tres décadas largas, incluyendo el ultimo firmado en 2016 con las FARC, es la constatación de que este estado no pudo derrotar a las guerrillas y las guerrillas estaban años luz de derrotar a un estado con muchas falencias y debilidades, pero igualmente con capacidades importantes para mantenerse en pie, así que el camino de los empates para seguir por una senda de reformas de mayor o menor calado fue lo que se impuso como camino y posibilidad.

Este libro es una joya del testimonio directo, junto a la narración de Rafael Pardo, se encuentran entrevistas del autor y protagonista con sus coequiperos Ricardo Santamaria y Carlos Eduardo Jaramillo y con los dirigentes del M.19: Vera Grabe, Antonio Navarro Wolff, Otty Patiño y Carlos Alonso Lucio, quienes vivieron a fondo esta historia. Y ,por supuesto, el entrañable testimonio de María José Pizarro desde las infancia y los recuerdos de su padre, así como la continuidad de una lucha.

Siempre se aprende algo y la lectura de este libro con seguridad nos mostrará como fue posible este valioso acuerdo de paz.

Desafortunadamente el otro protagonista de esta historia, Carlos Pizarro Leongómez, se lo llevó la barbarie y la intolerancia. Esperemos que tengamos la posibilidad de conocer con mayor detalle como este guerrero y luchador lideró al M-19 al puerto de una paz política que tanto ha marcado nuestra historia reciente.


Autor

Artículo por: Luis Eduardo Celis @ | Publicado: Hace 2 semanas

Puedes ver más sobre el autor en su Twitter.

ver más artículos de Luis Eduardo Celis @

Artículos relacionados

  • +57 (1) 745 56 15 / 742 19 24
  • La Macarena, Bogotá DC, Colombia
  • Buenaventura, Valle del Cauca, Colombia
  • Para mayor información contactar a [email protected]
© 2018 PARES.COM.CO Todos los derechos reservados. Fundación Paz y Reconciliación. Se prohíbe su reproducción total y/o parcial.
Powered by: